El país cátaro. Pueblos y ciudades.

Gracias por compartir este artículo

El país cátaro.

Los pueblos y ciudades testigos de aquella tragedia.

Índice alfabético

(clicable)

Índice por departamentos

(clicable)

Introducción

Creu occitana

En este artículo se describen aquellos pueblos y ciudades de Occitània que, de una manera u otra, fueron protagonistas durante la epopeya cátara.

Los nombres están en frances en uno, dos o tres idiomas, siguiendo este orden: francés, occitano y catalan.

El departamento francés al que pertenece actualmente el pueblo/ciudad figura después del nombre, entre corchetes [].

El orden es alfabético. Puedes hacer click sobre cualquier localidad que figura en el ínidice.

Agen – [Lot-et-Garonne] – El obispado cátaro

Saint Caprais (Aut.: Florent Pécassou)

Hoy es capital del departamento Lot-et-Garonne. Fue, junto con Albi, Carcassone, Razès y Toulouse la sede de uno de los cinco obispados cátaros de “Francia”.

En 1114 estuvo predicando contra la herejía Robert d’Arbrissel, ermitaño y monje Breton, que siguió una vida eremítica muy estricta.

Agen era también la sede de un obispado católico. Quizás por eso fue “ignorada” durante la cruzada.

En 1212, el obispo de Agen, Arnaud de Rovignan, hermano del jefe de los cátaros de Casseneuil, pidió a Simon de Montfort que invadiese la región: había sido desposeído de su trono por Raymond VI.

A pesar de que no sufrió los efectos de la guerra, sí tuvo que soportar a la Inquisición, que en 1245 ya había condenado a 24 personas.

Las hogueras donde perecieron se reparten entre Agen, Penne-d’Agenais, Marmande, Castelmoron y Gontaud.

Hoy en día, el testimonio más directo de la época cátara en Agen es la catedral Saint-Caprais (s. XI).

Albi – [Tarn] – Epónima de los albigenses

Catedral

Albi permaneció fiel al papa durante todo el conflicto bélico. Sin embargo, los cátaros eran numerosos.

El 28 de marzo de 1145 saint Bernard predicó en contra de la herejía, pero con escaso éxito.

En otoño de 1209 los cruzados entran sin oposición en la ciudad, que era feudo de los Trencavel, pero que estaba gobernada con puño de hierro por el obispo Guillaume Peyre.

En 1218, con la muerte de Montfort, Albi cambió de bando, y se unió al conde de Toulouse, aunque en 1226 apoyó la cruzada real.

Acabado el conflicto la Inquisición se “lanzó” sobre la ciudad. Los inquisidores Arnaud Cathala y Guillaume Pelhisson llegaron a exhumar cadáveres de cátaros para quemarlos, lo que provocó, en 1234, que la población de Albí se sublevase. Arnaud estuvo a punto de ser lanzado al río Tarn.

En 1237 el Perfecto Arnaud Giffre murió en la hoguera en Albi.

En 1276 llegó a Albi el inquisidor Bernard de Castanet, que se dedicó en cuerpo y alma a la captura de cátaros.

En Albi, la basílica Sainte-Cécile, obra maestra de la arquitectura gótica, es de visita obligada. Su construcción, ordenada por el citado Bernard, comenzó en 1282.

Bernard salió “por patas” de Albi en 1308.

En 1329 se encendió en Albi la última hoguera donde perecieron varios creyentes cátaros.

Ambialet – [Tarn]

Ambialet

Algunos días antes de la Navidad de 1210, Ambialet fue testigo de una reunión entre Raymond VI y Montfort. Nunca se ha aclarado qué se trató en aquel encuentro.

Aragon – [Aude]

Sirvió de residencia del obispo cátaro de Carcassonne.

Arques – [Aude] – El “torreón de Déodat Roché”

Castillo d'Arques. Vista des del torreón.

Hacia 1300, Arques albergaba todavía a algunos Cátaros, entre ellos Pierre Maury, compañero de Bélibaste. Dentro de la commune de Arques algunas cuevas sirvieron de refugio a Perfectos.

En el pueblo hay un museo dedicado a Déodat Roché, escritor, fundador de “Cahiers d’Études Cathares” (Cuadernos sobre estudios Cátaros), que nació y murió en Arques (1877-1978), y que “dio a conocer” el Catarismo después de siglos de olvido.

Ver castillo d’Arques.

Aubenas – [Ardèche]

En Aubenas se citaron, antes de la cruzada, Raymond VI y Arnaud-Amaury, el primero buscando reconciliarse con la Iglesia, pero Arnaud no quiso escuchar los argumentos de Raymond VI.

El castillo, en parte del x. XII, está abierto a la visita.

Auterive – [Haute-Garonne]

A finales de 1211, ante la resistencia de los habitantes de Auterive, Simon de Montfort mandó quemar el pueblo y el castillo.

Durante el invierno de 1226, Raymond VII reconquistó la plaza.

Avignon – [Vaucluse] – Ciudad de papas “occitanos”

Izqu.: Asedio de Avignon en 1226 – Centro: Muerte de Louis VIII – Dcha.: Coronación de Louis IX

Era territorio de los condes de Provence, y dependía del emperador de Alemania, el cual se aprovechó de las rivalidades entre Toulouse, Barcelona y Roma.

Avignon consiguió mantenerse neutral durante bastante tiempo.

A principios de septiembre 1209 se celebró un concilio para excomulgar, por segunda vez, al conde de Toulouse, Raymond VI, porque se negó a entregar los Cátaros de su ciudad.

Durante la sublevación provenzal de 1216, Avignon se puso claramente del lado de Raymond VII, y envió, a través del Rhône, tropas para asediar el castillo de Beaucaire.

En febrero de 1216, Raymond VI y Raymond VII dieron un discurso a los habitantes después de desembarcar en Marsella, procedentes de Italia. Comenzaba la reconquista occitana.

También en 1216, Guillaume de Baux, que pretendía quedarse con el marquesado de Provence, fue ejecutado por los habitantes de Avignon.

Durante la 2ª cruzada de 1226, la real, los habitantes habían prometido dejar paso al ejército de Louis VIII, pero temiendo que la ciudad fuese saqueada, cambiaron de opinión.

El 6 de junio el rey y su inmenso ejército se encontraron con las puertas de la ciudad cerradas. Louis VIII negoció y amenazó; algunos de sus hombres fueron asesinados. El rey francés perdió la paciencia y comenzó el asedio de Avignon. Con suministros deficientes, y atacados desde la retaguardia por Raymond VII, el ejército real soportó la artillería occitana y numerosos ataques durante 3 meses.

Pero poco a poco todos los señores occitanos se fueron sometiendo al rey de Francia, que de hecho era su soberano. El último fue, Bernard V, conde de Comminges, uno de los primeros y fieles aliados del conde de Toulouse.

El 12 de septiembre de 1226, fatigado, Avignon se rindió, después de 3 meses de asedio. El ejército real, que ya había sufrido 2000 muertos, se vengó masacrando a una parte de la población y saqueando la ciudad.

De la época de los condes de Toulouse sólo queda en Avignon el puente Saint-Bénézet, el famoso “puente de Avignon”.

Avignonet-Lauragais – Avinhonet de Lauragués – [Haute-Garonne] – La masacre de inquisidores

Avignonet-Lauragis (Aut.: Jcb-caz-11)

Avignonet se distinguió durante el s. XIII por la numerosa presencia de cátaros y Perfectos, primero pública y después clandestinamente.

En primavera de 1212 Montfort ocupó la plaza.

En 1242 los inquisidores Guillaume Arnaud y Étienne de Saint-Thibéry “trabajaron” en el Lauragais. Resultado: una trentena de hogueras donde murieron un número indeterminado de cátaros.

En mayo ambos inquisidores establecieron su cuartel general en el castillo de Avignonet. El día 27 de ese mes un comando occitano de 60 caballeros, dirigido por Pierre-Roger de Mirepoix, abandonó el castillo de Montsegur y se introdujo en Avignonet con la complicidad de su “alcalde”, Raimon d’Alfaro. Los dos inquisidores y su séquito fueron sorprendidos mientras dormían y masacrados a golpe de hacha.

Debido a esta acción, el rey de Francia decidió acabar definitivamente con Montségur.

La Inquisición reemprendió su trabajo: entre 1242 y 1246, y solamente en el Lauragais, entre 70 y 130 Perfectos y Perfectas fueron quemados en la hoguera.

Baraigne – [Aude]

Su cementerio conserva estelas discoidales “cátaras”.

Baziège(s) – Basièja – [Haute-Garonne] – La revancha de Muret

Batalla de Baziège (1219). Dibujo de Guilhem de Tudèle (Chanson de la croisade des Albiegois. S. XIII)

Pueblo del Lauragais, donde vivían más de 1200 cátaros desde 1185, uno de los cuales era el Perfecto Vaure de Baziège.

En la primavera de 1219, los cruzados de Carcassonne, bajo las órdenes del caballero Foucaud de Berzy, arrasaron el Lauragais cometiendo todo tipo de atrocidades.

Raymond le Jeune y Raymond-Roger de Foix les plantaron cara en Bazièges. La caballería ligera occitana acosó primero al enemigo, y luego vino el turno de la caballería pesada. Los cruzados fueron derrotados y todos sus jefes capturados.

Hay mucha literatura escrita sobre esta batalla.

Beaucaire – Bèucaire – Bellcaire – [Gard] – La victoria de Raymond le Jeune

Castillo (Aut.: Davidbascunana)

En Beaucaire nació en 1197, Raymond VII, conde de Toulouse.

Raymond VII no aceptó nunca la expropiación de sus tierras. En la primavera de 1216, después de desembarcar con su padre en Marsella, y dispuesto a reconquistar Occitania, entró triunfalmente en Beaucaire y comenzó el asedio del castillo. Su padre regresó entonces a Aragón.

Lambert de Thury intentó salir del castillo pero fue rechazado.

El 5 de junio de 1216, Guy y Amaury de Montfort, Alain de Roucy y Guy de Lévis, acompañados por una parte importante del ejército cruzado, llegaron a Beaucaire. Para sorpresa suya, se encontraron una villa fuertemente fortificada y defendida. El 6 de junio se les unió Simon de Montfort.

En ese momento, los occitanos, que asediaban el castillo ocupado por cruzados, estaban a su vez rodeados por el ejército cruzado comandado por Montfort.

Durante una de las batallas, un caballero francés (Guillaume de Berlit) fue apresado y ahorcado en un olivo. A pesar de estar rodeados, los occitanos recibían víveres y refuerzos a través del río. Los Franceses se encontraban solos en un país hostil.

Además, las defensas del castillo de Beaucaire se iban debilitando bajo el bombardeo de las catapultas occitanas.

A principios del mes de agosto, Lambert de Thury casi no disponía de víveres. El cronista de la “Chanson de la croisade” narra que después de haberse comido el último caballo, los defensores del castillo pensaron en “comerse” a los más débiles.

Montfort intentó un nuevo ataque frontal pero fue rechazado con elevadas pérdidas. Después lo volvió a intentar, pero el sangriento combate no sirvió para nada.

El 15 de agosto, después de un falso ataque al otro lado de la villa, Montfort se lanzó al asalto de la puerta peor defendida. La maquinación de Montfort falló, porque los occitanos le estaban esperando. Sobre los cruzados cayó un mar de flechas y agua hirviendo. Una carnicería.

El 24 de agosto Montfort negoció la rendición del castillo a cambio de que Lambert de Thury y sus hombres pudieran escapar.

La batalla de Beaucaire se trata de la primera gran derrota de Montfort, y marca el comienzo de la reconquista occitana bajo la bandera de Raymond VII.

El castillo de Beaucaire (s. XIII y XIV) puede visitarse.

Belflou – Bèlflor – [Aude]

Cementerio cátaro y cruz antropomorfa en el parque del castillo de Labarthe.

Bellegarde – Bèlagarda – [Aude]

Asediado y ocupado por Montfort en la primavera de 1210.

Berganty – Bergantin – [Lot]

Cerca de Saint-Cirq-Lapopie. En 1234 dos mujeres fueron quemadas vivas acusadas de herejía.

Berniquaut – Berniquant – [Tarn]

Destruido por Montfort en 1212. Su población fue “transferida” a donde hoy se ubica Sorèze. Hacia 1250 el Perfecto cátaro de Berniquant Rixende Baussan fue quemado en la hoguera en Toulouse.

Bernis – Berniç – [Gard]

Iglesia Saint-André (Aut.: EmDee)

Después de unirse a Raymond VII en el verano de 1217, Bernis fue ocupado por Montfort, que ahorcó a 173 de sus defensores.

Beynac – Beinac – [Dordogne] – El arco de Satán.

Beynac y su castillo (Aut.: Bonachera jf)

El señor de Beinac, barón de Périgord, era amigo del conde de Toulouse. Quizás no fuese cátaro, pero su castillo tenía “mala reputación” porque les daba cobijo. La Iglesia lo denominaba el “arco de Satán”.

Después de tomar Castelnaud, Simon de Montfort comenzó el asedio de Beynac en 1214. Lo conquistó y lo desmanteló. Perdonó la vida y propiedades a los Beinac, porque estaban bajo protección del rey de Francia.

El castillo de Beynac es, sin lugar a dudas, uno de los castillos más bonitos de Occitania. Puede visitarse.

El torreón y las murallas fueron rápidamente reconstruidos (o reparados) después del paso de Simon de Montfort.

Béziers – Besièrs – Besers – [Hérault] – “Matadlos a todos. Dios reconocerá a los suyos”

Pont Vieux sobre el Orb + Catedral de Saint-Nazaire (Aut.: Cristian Ferrer)

Los burgueses de Besièrs tenían fama de valientes y violentos. Como muestra explicamos lo que pasó el 15 de octubre de 1167: asesinaron a su vizconde, el caballero Raymond 1er Trencavel, en la iglesia de la Madeleine, por haber matado a uno de los suyos.

Su hijo, Roger II, se vengó el 22 de julio de 1169: mandó arrasar la ciudad a mercenarios aragoneses.

El obispo de Béziers no se “esforzó lo suficiente” en erradicar el Catarismo por lo que, en 1206, santo Domingo y Pierre de Castelnau predicaron durante 15 días.

En el verano de 1209, todos los habitantes de Béziers fueron asesinados. Más información en historia del catarismo.

Biron – Biront – [Dordogne] – Arrastrado por un caballo.

Castillo (Aut.: MOSSOT)

Fue el primer pueblo (y castillo) que Simon de Montfort atacó en el Périgord.

Su señor era Martin d’Algaïs. Martin era cátaro, valeroso y cruel, protagonista de canciones trovadorescas. Al principio de la cruzada se unió, con 20 caballeros, a Simon de Montfort, participando, en 1211, en la batalla de Castelnaudary. Pero tras ésta, Martin cambió de bando.

Para vengarse, Simon atacó Biront en el verano de 1212. Tomó el pueblo por sorpresa y después asedió el castillo. Juró que perdonaría la vida a los defensores si le entregaban a Martin. Y así fue. Martin se entregó para salvar la vida de sus compañeros.

Martin fue arrastrado por un caballo campo a través, y después ahorcado.  Biron fue confiado para su custodia a Arnaud de Montaigu.

Unos años más tarde, Louis VIII cedió Biront a la familia Gontaut, que serán propietarios del castillo hasta 1938! El castillo es hoy un monumento nacional que puede visitarse.

Bram – [Aude] – Las atrocidades de la guerra

Núcleo histórico de Bram (Aut.: Marguerite Despature)

En la primavera de 1210, Montfort comienzó el asedio de Bram, plaza fuerte donde los Cátaros vivían públicamente. La villa tardó 3 días en caer.

Montfot quería acabar con el espíritu occitano de resistencia por lo que comenzó torturando a un clérigo francés que le había traicionado (había entregado la villa de Montréal a los occitanos). El cura fue arrastrado por un caballo y después ahorcado.

Después sacó los ojos y cortó la nariz de 100 prisioneros. A uno de ellos le dejó un ojo, para que condujese al resto hasta las murallas del castillo de Cabaret, todavía pendiente de conquista.

Hacia el fin de la cruzada, los Cátaros Bertrand Marty y Raymond Agulher predicaron en Bram. En cuanto a la Perfecta de Bram Alazaïs Raseire, fue capturada en Montségur después de la caída del castillo (1244), trasladada a Bram (donde habían quedado su marido e hijos) y quemada en la plaza del pueblo.

Nada queda en Bram de la época Cátara. Sin embargo, imágenes aéreas del pueblo nos muestran la arquitectura circular medieval de su centro. Las casas forman círculos concéntricos alrededor de su imponente iglesia (s. XIV).

Briatexte – Britèsta – [Tarn]

Sus habitantes fueron masacrados por Montfort.

Bruniquel – Borniquèl – [Tarn-et-Garonne]. La traición de Beaudouin de Toulouse

Bruniquel

En la primavera de 1211 Montfort se dirige a Bruniquel para asediarlo, mientras Raymond VI y su hermano Beaudouin están en la villa.

Raymond decide huir pero Beaudouin pide anular el juramento que los caballeros de Bruniquel le han otorgado. Beaudouin asume la responsabilidad de defender  la plaza y su castillo. Raymond acepta, saquea el castillo y se va.

Cuando llega Montfort, Beaudouin entrega la plaza, se somete y se une a la cruzada, es decir, traiciona a su hermanastro. Bruniquel fue el centro de operaciones de Beaudouin hasta su muerte.

Se cree que entre 1212 y 1213 Guillaume de Tudèle escribió en Bruniquel el primer tercio de la Chanson de la Croisade Albigeoise. Los otros dos tercios fueron escritos por un clérigo de Toulouse desconocido. La Chanson de la Croisade Albigeoise es una de las fuentes históricas más importantes de lo que pasó en aquella época.

Según Grégoire de Tours, la fortaleza de Bruniquel fue fundada por la reina Brunehaut en el s. VI

La ubicación de Bruniquel es excepcional. Plaza de visita obligada.

Buc – [Aude]

Escudo de Buc (Aut.: Chatsam)

En Buc, cerca de Limoux, uno de los personajes más eminentes del drama cátaro, Guiraud de Pépieux, aliado y después enemigo de Montfort, fue hecho prisionero por Jean de Beaumont en 1240 y después ahorcado.

Hay otros investigadores que identifican Buc como el castillo de La Roque, fortificación medieval desconocida situada cerca de Saint-Paul de Fenouillet (Pyrénées-Orientales).

Hoy Buc ha pasado a denominarse Belcastel-et-Buc – Bèlcastèl e Buc.

Cabaret – [Aude]

Ver castillos de Lastours-Cabaret.

Cahors – Caors – [Lot] – Rival de Toulouse

Pont Valentré (Aut.: Velvet)

Capital del Quercy, en la Edad Media Cahors fue una de las ciudades más grandes de Francia (alrededor de 40000 habitantes), y principal centro bancario. Rival de Toulouse, dejó de pertenecer al condado de Toulouse en 1090. Después de la separación, su obispo se convirtió en conde y barón de Caors.

El papa número 194, Jean XXII (cuyo nombre real era Jacques Duèze), nació en Cahors en 1245.

En Caors, los banqueros lombardos y, a partir de 1096, los Templarios también, prestaron dinero a reyes, Papas, nobles, mercaderes.

El apoyo incondicional del obispo de Cahors al papa y al rey de Francia sirvió para que la cruzada apenas castigara el Quercy, aunque estaba lleno de cátaros.

Saint Bernard, en su periplo predicador contra la herejía, visitó la ciudad en 1147.

En 1211 Simon de Montfort fue recibido con todos los honores. No obstante, una gran parte de la población era contraria a los cruzados.

En 1214, Caors negó la entrada al legado del papa, el cardenal Robert de Courçon. Robert utilizó su autoridad para conseguir entrar. En venganza hizo quemar las puertas de la ciudad y exigió 1500 libras de multa.

A partir de 1231 la Inquisición arrasó en Cahors. Los cátaros eran todavía muy numerosos y poderosos. En 1264, Gaillard de la Roque, cátaro, secuestró al obispo de Cahors Barthélemy de Roux durante un paseo por el campo.

El puente Valentré, construido en 1308 sobre el Lot, está considerado como el puente fortificado más bonito de Europa. El otro monumento de obligada visita es la catedral Saint-Etienne, del s. XI.

Cahuzac – Caüsac – [Tarn]

Este pueblo fue tomado por los cruzados en junio de 1211. Sin embargo, pronto cambió de bando.

En 1212 Montfort atacó de nuevo Cahuzac. El conde de Foix vino en ayuda pero fue rechazado. Finalmente Montfort tomó la plaza

Caraman – Caramanh – [Haute-Garonne]

Escudo de Caraman. "cara" + "man" (main en francés) - Aut.: Chatsam

Diócesis cátara de suma importancia. Sus señores frecuentaban maisons cátaras (había 4 de Perfectos y 2 de Perfectas).

Entre los cátaros de Caraman destacan

      • Guiraude de Caraman, Perfecta, señora del castillo, que murió en la hoguera de Montségur
      • Arnaud Garrigue, Perfecto, quemado en Toulouse en 1242
      • Guiraud de Gourdon, coseñor de Caraman y de Saint-Germier, diácono cátaro que gestionaba una maison.

Saint Bernard predicó contra la herejía en 1147, y santo Domingo en 1206. En 1241 un Inquisidor fue asesinado y, dicen, arrojado a un pozo.

Carcassonne – Carcassona – [Aude] – Trencavel traicionado

Carcassone

Carcassonne fue una zona de fuerte implantación cátara.

En 1167, el concilio cátaro de Saint-Félix-de-Caraman (hoy Saint-Félix-Lauragais) creó un obispado en Carcassona, siendo Guiraud Mercier el primer obispo (año 1167).

En 1204, Pere II organizó un coloquio en Carcassonne con el objetivo de reconciliar Cátaros y católicos.

Los obispos cátaros más conocidos del Carcasses fueron

      • Bernard de Simorre, segundo obispo cátaro de principios del s. XIII que participó en el coloquio contradictorio organizado por Pere II en 1204. Más tarde, en 1207, hubo otro coloquio, esta vez con el abad de Citeaux.
      • Pierre Isarn, tercer obispo a partir de 1223.

Después de la caída de Carcassonne, los obispos cátaros residieron en Cabaret y en Cabardès.

Una semana después de la masacre de Béziers, el 28 de julio de 1209, los cruzados acamparon bajo los muros de Carcassonne. A los mandos de la ciudad estaba el joven vizconde Raymond-Roger Trencavel, que entonces tenía 24 años. Raymond-Roger, después de perder Béziers, estaba dispuesto a defender Carcassonne, que con sus 24 torres parecía inexpugnable.

El 3 de agosto, los cruzados ocuparon un barrio fuera de las murallas, el Bourg, y después lo incendiaron. El 7 de agosto, después de encarnizados combates, el barrio de Castellar también fue tomado por los cruzados.

Los habitantes de Carcassonne comenzaron a sufrir la falta de agua y a enfermar.

Pere II hizo su aparición en la batalla para mediar, pero la intransigencia de los cruzados le hizo renunciar.

Aunque Raymond-Roger era católico, también era un arduo defensor del Catarismo. Pero, ante todo, era un caballero noble y valiente, y para él, la palabra dada tenía tanto valor como una ley. Su gran sentido del honor fue su tendón de Aquiles.

Entre el 11 y el 13 de agosto, Arnaud-Amaury, legado del papa, jefe de la cruzada contra los cátaros, ofreció a Raymond-Roger negociar con todas las garantías. Trencavel aceptó. Nada más llegar al campo cruzado fue hecho prisionero. Arnaud-Amaury se desdijo del juramento realizado.

Desamparados, los habitantes de Carcassonne abandonaron la plaza prácticamente con lo puesto. No hubo masacre como en Béziers, pero Carcassona fue saqueada.

Trencavel fue encerrado en un calabozo y murió tres meses después, el 10 de noviembre, de enfermedad dicen unos, aunque lo más probable es que lo asesinaran.

Ninguno de los grandes barones del Norte que formaban parte de la cruzada quiso apropiarse del vizcondado de los Trencavel, excepto uno, Simon de Montfort, originario d’Îlle-de-France, más bien pobre, pero valiente. Simon acabaría enterrado en la catedral de Carcassonne.

En otoño de 1223, Raymond VII y Roger-Bernard de Foix reconquistaron Carcassona. Pero el 16 de junio de 1226 Raymond VII se sometió al rey de Francia.

En 1240, Raymond Trencavel, hijo de Raymond-Roger, intentó recuperar la ciudad durante la revuelta de los faydits. El asedio comenzó el 8 de septiembre, pero la ciudad resistió 34 días bajo las órdenes de Guillaume des Ormes. Finalmente Raymond tuvo que retirarse ante la llegada de un ejército real.

Por haberse unido a los Trencavel durante la revuelta de los faydits, los cruzados destruyeron las casas de los barrios ubicados fuera de las murallas. Además, sus habitantes fueron deportados a una plaza fuerte a la izquierda del río Aude: la ville basse. La ville basse conserva su estructura de “tablero de damas” e interesantes casas antiguas.

La Inquisición asesinó a muchas personas en la hoguera, entre ellas a Guillaume Serre en 1329, cónsul de Carcassonne que pasó 40 años en la prisión de su propia ciudad; y al notario Raymond Mestre.

A principios del x. XIV, después de la revuelta de Bernard Délicieux, 15 burgueses fueron ahorcados en Carcassonne.

El 9 de septiembre de 1329 se encendió en Carcassona la última hoguera contra cátaros en Occitania.

Carcassonne se divide en ville basse y cité. Esta última constituye uno de los conjuntos medievales más impresionantes del mundo. La espléndida ciudad-fortaleza que uno descubre hoy en día no es exactamente la que tuvieron los Trencavel. Su aspecto actual se lo dieron, poco después de la cruzada, Louis IX y Philippe le Hardi.

El museo dedicado a la Edad Media alberga estelas discoidales “cátaras”.

Casseneuil – Cassanuèlh – [Lot-et-Garonne] – La 1ª hoguera de la cruzada

Casseneuil (Aut.: Mairie de Casseneuil)

Fue asediada en verano de 1209 por los cruzados que descendieron del Quercy. La plaza estaba fuertemente protegida.

El conde d’Auvergne y el arzobispo de Bordeaux lideraban el ejército cruzado. Ambos discutieron y tuvieron sus diferencias, siendo el conde más tolerante que el clérigo (algo que se repetiría en muchas otras plazas en Occitania). Finalmente, los cruzados se retiraron.

28 de junio de 1214. Simon de Montfort, después de ocupar Marmande, atacó Casseneuil, plaza principal del Agenais. La defensa estaba a cargo de Hugues de Rovignan, cátaro, hermano del obispo de Agen, Arnaud de Rovignan. El asedio duró 7 semanas.

Cuando Simon de Montfort consiguió ocupar la plaza, los cruzados mataron a todos aquellos que no habían huido. Además, Casseneuil fue incendiado y las murallas demolidas.

Castelnau-de-Lévis – Castèlnòu de Lèvis – [Tarn]

Ruinas del castillo (Aut.: Thenelaware)

Raymond VII pidió a Sicard d’Alaman construir la plaza fuerte (bastide) de Castelnau en 1235, con el objetivo de refugiar a los habitantes de los pueblos destruidos por la cruzada

Castelnau-Montratier – Castèlnau de Montratièr – [Lot]

Castillo (Aut.: Duch.seb)

A pesar de estar protegido por su obispo, el Quercy sufrió algunas incursiones de Simon de Montfort.

El señor de Castelnau-Montratier, Ratier de Castelnau, había traicionado a Montfort, por lo que éste último destruyó completamente la ciudad en 1214.

Sin embargo, Ratier la reconstruyó sobre la plataforma que hay detrás del castillo, siguiendo el esquema típico de las bastides (plazas fuertes medievales).

En aquella época Castelnau se denominaba Castelnau-des-Vaux.

Castelnaud – Castèlnou – [Dordogne]

Castelnaud y su castillo.

1214. Después de pasar por Domme y Montfort, Simon de Montfort sigue su periplo por el Périgord, persiguiendo a su adversario inalcanzable, Bernard de Casnac, el cual también es señor de Castelnaud. Castelnaud es la bastide mejor protegida de Bernard.

Simon de Montfort se encuentra Castelnaud vacío y deja una guarnición. Después, en 1215, Bernard regresa y reconquista Castelnaud.

En octubre de 1215, Simon de Montfort recupera de nuevo Castelnaud y masacra a todos sus defensores.

Pero Bernard se venga en 1218, cuando entra en Toulouse con 500 caballeros para ayudar al conde mientras la ciudad sufre el asedio de Montfort, que muere aplastado por una piedra.

Como recompensa, el conde de Toulouse Raymond VII le ofrece Castelsarrasin.

El castillo de Castelnaud, impresionante fortaleza sobre el río Dordogne, puede visitarse hoy en día. Contiene el museo de la Guerra en la Edad Media.

Castelnaudary – Castèlnau d’Arri – [Aude] – La ocasión perdida

Escudo de Castelnaudary (Aut.: Manassas)

Antes de la cruzada, Castelnaudary era cátaro. Blanche de Laurac, Perfecta, abuela de Bernard-Othon de Niort, tenía en 1205 un “convento”.

Como las defensas de la villa eran débiles, Raymond VI la abandonó después de incendiarla.

En septiembre de 1211 tuvo lugar la batalla de Castelnaudary. El conde de Toulouse, junto con el conde de Foix y el vizconde de Béarn, y tropas del rey de Inglaterra, lanzó una gran ofensiva contra la cruzada.

Montfort y sus hombres eran muy inferiores en número (500 contra 5000) y estaban encerrados en Castelnaudary (cuyo castillo era famoso por su debilidad). Por todo ello, se avecinaba un desastre absoluto para los cruzados.

Al llegar Raymond VI a Castelnaudary, los habitantes se sublevaron y destruyeron los barrios que había fuera de las murallas. Raymond VI, en lugar de asediar a Montfort, tomó la inexplicable decisión de acampar, lo que aprovecho el cruzado para pedir ayuda.

Los refuerzos que Montfort esperaba fueron atacados por Raymond-Roger de Foix cerca de Saint-Martin-de-Lande, pueblo cercano. Montfort, acompañado de todos sus caballeros, consiguió huir y llegar hasta Carcassonne, donde esperaba la llegada de más refuerzos.

La falta de coordinación del bando occitano, la indecisión del conde Raymond VI (no se atrevió a atacar en serio el castillo de Castelnaudary, defendido por un puñado de hombres) causaron la derrota del ejército de los condes. La audacia y la destreza militar de Montfort le reportaron la victoria.

En Castelnaudary, el 24 de junio de 1213, Montfort armó caballero a su hijo Amaury.

En 1220, cuando Montfort ya había muerto, Raymond VII recuperó Castelnaudary. Durante esa batalla, pereció el segundo hijo de Montfort, Guy de Montfort.

Amaury de Montfort no pudo recuperar la villa a pesar de someterla a un asedio de 8 meses, de julio 1220 a marzo 1221. Durante dicho asedio, Guilhabert de Castres, Bertrand Marty y Raimond Agulher se encontraban en la ciudad.

Las Perfectas Alamande, Beldona y Raymonde Autier, que habían vivido en Roquefort, predicaron activamente entre 1230 y 1250, hasta el punto que el abad de Soréze intentó evitarlo, sin éxito. El cura de Verdun apresó a dos de ellas, Beldona y Raymonde, que murieron posteriormente en la hoguera en 1258.

También murieron en una hoguera en Castelnaudary los Perfectos Pons y Bernard Gomerville (en 1243).

A pesar de disponer de un barrio antiguo bonito, Castelnaudary, actual capital del Lauragais, no conserva prácticamente nada de la época cátara.

Castelsarrasin – Los Sarrasins – [Tarn-et-Garonne]

Commanderie de la Orden de San Juan de Jerusalén (orden de los hermanos Hospitalarios), actualmente iglesia Saint-Jean-Baptiste – Aut.: Didier Descouens.

Junto con Moissac y Montauban, formaba la barrera norte del condado de Toulouse.

Castelsarrasin fue una villa cátara, como lo atestigua la presencia de Perfectos en 1204 y 1206.

En el verano de 1212, mientras Montfort asediaba Moissac, el defensor de Castelsarrasin, Guiraud de Pépieux, abandonó la ciudad, probablemente porque la población se lo pidió (querían evitar un nuevo Béziers).

Los burgueses se sometieron a Montfort, que otorgó la plaza a Guillaume de Contres.  A Guillaume, que había salvado la vida a Montfort en Moissac, lo mató una lanza en 1216.

En la primavera de 1228, Raymond VII comenzó la reconquista de su condado. Entró en Castelsarrasin pero las tropas francesas que la defendían se encerraron en el torreón del castillo.

Pronto, Humbert de Beaujeu, acompañado de 600 soldados y ayudado por el arzobispo de Narbonne y los obispos de Toulouse, Carcassonne y Bourges, atacó al conde de Toulouse por la retaguardia. Resultado: Raymond VII se encontró asediado mientras estaba asediando. Al final, Humbert se retiró. Los franceses del torreón se rindieron a cambio de que se les perdonase la vida.

Raymond VII dio la plaza a su lugarteniente Bernard de Cazenac.

Castelsarrasin sólo conserva de aquella época la iglesia de Saint-Sauveur, reconstruida en el s. XIII y XIV.

Castres – Castras – [Tarn] – El milagro del fuego

Casas junto al río Agout

En 1209 Castres se sometió a Montfort sin luchar.

Un Perfecto y un novicio fueron arrestados y condenados por el propio Montfort a la hoguera, a pesar de las súplicas del novicio que quería abjurar. Cuando empezó a arder la hoguera, las cuerdas del novicio se rompieron y salvó su vida (Milagro? Leyenda?). Se trató de la primera hoguera ordenada por Montfort.

Castres no conoció ningún combate, pero vio nacer a dos grandes figuras del Catarismo: Ermengarde de Castres, la “bella de Castres”, y el famoso Perfecto Guilhabert de Castres.

Castres no ha conservado nada de la época cátara.

Caussou – Cauçon – [Ariège]

Caussou al fondo del valle en otoño (Aut.: Jcb-caz-11)

Cerca del bosque de Basqui, se encuentra la cueva de Caussou, donde los fugitivos de Montségur que transportaban el Santo Grial encontraron refugio (según la leyenda).

Se cree que Béatrice de Planissoles, famosa cátara, nació en Caussou en 1274.

Durante el s. XIII y principios del s. XIV, la población fue muy castigada por la Inquisición, y muchos de sus habitantes fueron obligados a llevar la cruz amarilla porque simpatizaban con el catarismo.

Caylus – Cailutz – [Tarn-et-Garonne]

Caylus (OT Causses & Gorges de l'Aveyron)

En 1176 era feudo de Raymond V de Toulouse.

A principios de verano de 1211, Montfort, de camino a Rocamadur, atacó el castillo y quemó los barrios situados fuera de las murallas. En 1212 volvió y ocupó el castillo.

Caylus es hoy un pueblo pequeño y encantador, que conserva su carácter medieval.

Chalabre – Eissalabra – [Aude]

Ver Castillo de Chalabre.

Cordes-sur-Ciel – Còrdas – [Tarn] – La bastide cátara

Cordes-sur-ciel

Villa fundada por el conde de Toulouse, Raymond VII, el 4 de noviembre de 1222, justo después de reconquistar su condado.

Se le conoce como la villa de los tisserands (apelativo para designar a los Cátaros). Entre los numerosos Perfectos que la habitaban había Sicard de Figueras, hijo menor del obispo cátaro de Albi, que abjuró hacia 12421244 y “se pasó” a la Inquisición.

En 1227, Humbert de Beaujeu, en compañía de Philippe de Montfort y de 2000 hombres atacaron Còrdas durante 3 días.

Acabada la cruzada, la Inquisición hizo acto de presencia, bajo la tutela del temido obispo de Albi, Bernard de Castanet. A partir de 1320 no hay noticias de cátaros en Cordes.

La leyenda cuenta que en 1233 tres inquisidores dominicanos quemaron en la hoguera a una anciana acusada de herejía. Los habitantes de Còrdas, enfurecidos, masacraron a los inquisidores, y arrastraron sus cadáveres por las calles antes de lanzarlos a un pozo. El papa excomulgó a todo el pueblo como castigo. Hoy el pozo, de 114 m de profundidad, puede visitarse.

Cordes es una obra maestra del arte gótico. Visita obligada.

Crayssac – Craissac – [Lot]

Pequeño pueblo al sudoeste de Figeac. En 1234, su señor fue condenado a muerte por hereje.

Crest – Creis – [Drôme] – El último punto de la cruzada

Crest y su torreón (Aut.: Rolf Süßbrich)

Crest es la villa occitana más al noroeste que fue alcanzada por la cruzada.

En verano de 1217, después de haber cruzado el Rhône en Viviers, Montfort ocupó Montélimar. A continuación saqueó innumerables pueblos: Sauzet, Grane, La Roche y Autichamps, antes de presentarse ante el castillo de Crest.

Crest era feudo de Adhémar de Poitiers. Montfort recibió el apoyo del príncipe de Orange, y de los obispos de Valence y de Die, y un refuerzo de 100 caballeros (¿enviados por el rey Philippe Auguste?).  Después de combates y más combates, triquiñuelas y negociaciones, los cruzados consiguieron que Crest se mantuviera neutral.

El torreón del castillo (s. XII-XIV) es impresionante, y puede visitarse.

Domme – Doma – [Dordogne] – Cuando la bastide no existía

La Dordogne vista desde Domme (aut.: Jebulon)

Su castillo, llamado castillo del Rey, tenía fama de imbatible. Fue residencia de cátaros y perteneció a Bernard de Casnac. El castillo fue abandonado cuando Simon de Montfort llegó a Domme en noviembre de 1214. Montfort destruyó su impresionante torreón.

Actualmente sólo quedan vestigios de aquella fortaleza erigida 120 metros sobre el río Dordogne.

Domme es uno de los pueblos fortificados (bastides) más bonitos que se conservan. Fue construido por Philippe le Hardi  a partir de 1280.

Dourgne – Dornha – [Tarn]

Fue destruido por Montfort durante la cruzada.

Fanjeaux – Fanjaus – [Aude] – El recuerdo de santo Domingo

Casa donde saint Dominique residió entre 1206 y 1215.

Mucho antes de la cruzada, gran cantidad de Perfectos habitaban en Fanjeaux. Tenían maisons y talleres donde tejían.

En 1204, en presencia de su hermano Raymond-Roger, Esclarmonde de Foix fue “ordenada” Perfecta por Guilhabert de Castres. Este último vivía en Fanjeaux desde 1193, y todavía predicaba allí en 1225.

En esta villa tan cátara se instaló un religioso español, Domingo de Guzmán, enviado por el papa Inocencio III a erradicar el Catarismo del Languedoc. Futuro santo Domingo, Domingo residió 9 años en Fanjeaux, viviendo en la pobreza y austeridad absoluta, imitando a los Perfectos cátaros. Para diferenciarse de los “hombres buenos”, Domingo vestía hábito blanco con capa negra y capucha. Obtuvo numerosas conversiones, no obstante, acabó rindiéndose, cansado de tanto trabajo estéril.

Durante mucho tiempo se ha asociado erróneamente la imagen de santo Domingo con la de la cruzada y la Inquisición. Santo Domingo, con convicción pero sin violencia, predicó contra la “herejía”, rechazando todos los honores que le ofrecía la Iglesia (se limitó a ser el cura de Fanjeaux). Se mantuvo alejado de los combates, y nunca estuvo a favor de la cruzada, aunque le pareciese inevitable.

Fundó el monasterio de Prouillle, para mujeres convertidas. Después, en Toulouse, en 1215, fundó la orden des Frères Prêcheurs (la orden de los Hermanos Predicadores, los Dominicanos). Los Dominicanos, tras la muerte de santo Domingo en 1221, fueron el germen de la Inquisición.

En otoño de 1209, Montfort envió un destacamento de mercenarios aragoneses para que ocuparan Fanjeaux, que había sido abandonado por sus habitantes. El pueblo fue incendiado. El conde de Foix intentó entonces reconquistar la villa, convertida en capital militar de la cruzada, pero fracasó.

Hoy puede visitarse en Fanjeaux la casa donde residió santo Domingo. También “la cruz de Fanjeaux”: esa fantástica cruz, inscrita dentro de un círculo, fue creada por católicos, al igual que todas las estelas discoidales existentes (esculpir una imagen de Dios, adorar una cruz-instrumento de tortura, son acciones muy alejadas del pensamiento cátaro).

Fenouillet – Fenolhet – Fenollet – [Pyrénées-Orientales]

Diócesis cátara en el Rosselló.

Ver Castillo de Fenouillet.

Figeac – Fijac – [Lot]

Figeac

Ciudad medieval de imprescindible visita.

Simon de Montfort recibió en Figeac el homenaje de los señores del Haut Quercy.

Foix – Foix – [Ariège]

Castell de Foix (Aut.: Patrick Castay)

Foix gozaba de la protección del rey de Aragón. Realmente, nunca fue atacada durante la cruzada.

En la primavera de 1210, Montfort, todavía furioso por su fracaso en Pamiers, llegó con su ejército al pie del castillo de Foix. Según Pierre des Vaux-de-Cernay, dos caballeros cruzados partieron solos al ataque del castillo. Los defensores se apresuraron a cerrar la puerta. Uno de los caballeros era el propio Simon de Montfort, que consiguió regresar y unirse al resto de su ejército. El otro fue muerto por una piedra.

A continuación, Montfort se retiró con su ejército, no sin antes arrasar las viñas y cosechas de los alrededores.

En la primavera de 1211 incendió uno de los barrios situados fuera de las murallas, arrasó la región, pero no se atrevió a atacar el castillo.

En 1212, Roger-Bernard, futuro conde de Foix e hijo de Raymond-Roger, capturó un destacamento de cruzados cerca de Narbonne. Los llevó a Foix y los torturó salvajemente.

El 18 de agosto de 1214 Roger-Bernard se sometió a la Iglesia y entregó su castillo en señal de buena fe. Montfort dejó una guarnición en mayo de 1215.

Gaillac – Galhac – [Tarn]

Casa Pierre de Biens (Aut.: Didier Descouens)

Propiedad del conde de Toulouse desde el s. X, Gaillac fue ocupada en 1211 por los cruzados sin combate. A finales del 1211 cometió el mismo error que Lagrave (al ver la bandera de Beaudouin creyeron que se trataba de un ejército occitano, pero eran cruzados que usaban la bandera del conde de Toulouse).

Posteriormente se convirtió en una de las plazas fuertes más importantes de Raymond VI y de su hijo.

En mayo de 1212 fue ocupada y saqueada por los mercenarios de Martin d’Olite.

Gavaudun – [Lot-et-Garonne]

En la frontera entre l’Agenais y el Périgord.

Una gruta fortificada, coronada por un castillo, fue refugio de cátaros en el s. XII. Del castillo quedan algunos vestigios.

Gourdon – Gordon – [Lot]

Gourdon (Aut.: Bonachera jf)

Villa medieval muy bonita. Su señor, el trovador y caballero Bertrand 1er de Gourdon, fue perseguido por la Inquisición en 1241 por haber ayudado a los Cátaros. No fue el único, ese mismo año la Inquisición condenó solamente en Gourdon a 232 personas.

En Gourdon nació el cátaro Guiraud de Gourdon, diácono y señor de Caraman. Guiraud lucho activamente en la defensa de Toulouse contra los cruzados, y fue condenado por hereje en 1242. A partir de ese momento se pierde su pista.

El padre de Guiraud fue señor de Montcuq antes de la ocupación cruzada.

Grèzes – Grèsas – [Lozère]

El obispo de Mende organizó en verano del 1226 un ejército para conquistarlo. El “obispo-guerrero” conquistó también 7 castillos más del Gévaudan que pertenecían al conde de Toulouse.

El rey Louis VIII “sacó” al obispo de estas tierras y las devolvió al condado en otoño del mismo año, poco antes de morir.

Hautpoul – [Tarn]

Ruinas del castillo (Aut.: Tylwyth Eldar)

En 11 de abril de 1212 Montfort atacó la fortaleza de Hautpoul, construida por los visigodos y considerada por muchos como inexpugnable.

Después de 4 días de duros combates, los asaltantes abandonaron la plaza a través de túneles y con la ayuda de la niebla. Montfort mató a los últimos defensores que encontró e incendió el castillo. Los que consiguieron huir se instalaron en el valle, en lo que hoy es Mazamet.

No obstante, Hautpoul se convirtió posteriormente en un centro activo del Catarismo, llegando incluso a ser la sede del obispo cátaro de Albi, Jean de Collet, hacia 1240.

Hoy Hautpoul es un pueblo muerto. Quedan restos de sus murallas, casas, castillo y cementerio cátaro.

El museo cátaro de Mazamet es de visita obligada.

Labastide-de-Lévis – La Bastida de Lèvis – [Tarn]

Rival de Castelnau-de-Lévis. Durante mucho tiempo su nombre fue Labastide de Montfort. Fundada en 1212 por Simon o Amaury de Montfort.

Labécède-Lauragais – La Bessède – [Aude]

Castillo (Aut.: Jcb-caz-11)

Labécède tiene un largo historial cátaro.

En 1215 hay registros de la presencia del diácono cátaro Bernard de la Mothe, Hijo Mayor de Guilhabert de Castres. Ese mismo año Bernard es nombrado obispo cátaro de Toulouse, cuando Gaulcem ya lo era (La diócesis cátara de Toulouse tuvo por un tiempo dos obispos).

Guilhabert de Castres residía en La Bessède bajo protección de Pagan, su señor, cuando fue nombrado obispo cátaro de Toulouse. Pagan era Perfecto, y también señor de Trèsemine de Roqueville. Guilhabert recibía con frecuencia a Guiraud de Goudron, diácono cátaro del Caraman, y primo de Bertrand Othon de Niort.

  1. Arnaud Baro, capellán de Saint-Michel-de-Lanès, comía en casa de los Perfectos de La Bessède

Entre 1220 y 1243, el diácono cátaro de Labécède, Guillaume Vital, y el caballero y Perfecto Bernard de Mayreville, predicaron sin cesar en el Lauragais.

Durante el verano de 1227, el castillo sufrió el asedio de Humbert de Beaujeu y los obispos de Narbonne, Pierre Amiel, y Toulouse, Foulques de Marseille. La defensa estaba dirigida por Pons de Velleneuve y Olivier de Termes, vasallos del conde de Toulouse.

Las catapultas abrieron una brecha y los defensores, viendo que no podrían resistir por más tiempo, escaparon la mayoría de ellos por la noche. Los que se quedaron fueron masacrados (pasados por la espada o a golpes de piedra). Otro vergonzoso crimen cruzado.

El obispo de Toulouse consiguió salvar a algunas mujeres y niños (el pueblo pertenecía a su diócesis). Sin embargo, no hizo nada por Géraud de Lamothe, diácono cátaro, y sus partidarios, que murieron en la hoguera. Géraud era originario de Montauban y había estado en la Lombardie.

Foulques de Marseille, el obispo de Toulouse, figura para siempre en la memoria de los habitantes de Labécède como “el obispo de los diablos”.

El 12 de abril de 1229, Raymond VII se sometió al rey de Francia, pasando el castillo de La Bessède a manos francesas.

En 1230 un caballero francés, André Cholet, que había sido senescal del rey en Toulouse, cayó en una emboscada y fue asesinado, después de haber estado “cazando” cátaros durante una temporada en un bosque de La Bessède,

En 1231 se celebró en La Bessède una reunión de cátaros bajo la protección del poderoso señor Pons de Saint Michel. En ella, un clérigo católico, Guillaume Raymond leyó el Nuevo Testamento mientras los cátaros presentes le explicaban el significado de lo que leía.

En 1232, el nuevo obispo de Toulouse, Raymond de Fauga, junto a Raymond VII, cazó 19 cátaros que estaban escondidos en el bosque. Todos murieron en la hoguera, incluido Pagan, señor de La Bessède.

También en 1232, el diácono cátaro del Caraman, Guiraud de Gardo, acostumbraba a hospedarse en casa del diácono cátaro de Labécède, Guillaume Vital.

El 27 julio 1233 Labécède recibió la visita de dos inquisidores: Guillaume Arnaud y Pierre Seila.

Hacia 1255, en el bosque de Migrana, se celebraban todavía reuniones de Perfectos cátaros.

Lacapelle-Cabanac – La Capèla de Cabanac – [Lot]

Al oeste del Quercy, tomado por Montfort en 1214.

Lagrasse – La Grassa – [Aude]

Abadía de Lagrasse.

Hoy está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia. Conserva muchos restos de su pasado como plaza fuerte (bastide): torre, muralla, puerta.

Más información en Abadia de Lagrasse.

 

Lagrave – La Grava – [Tarn]

Lagrave y el Tarn (Aut.: Duch.seb)

Fue ocupada por los cruzados en mayo de 1211, pero a finales de ese año, todo el condado de Toulouse se sublevó contra el ocupante.

Un carpintero de Lagrave decapitó con un hacha al jefe de la plaza ocupada, el caballero francés Pons de Beaumont. Después recuperaron el castillo y masacraron a toda la guarnición francesa.

Beaudouin de Toulouse, hermano del conde de Toulouse y traidor de la causa occitana, se dirigió entonces hacia Lagrave. Cuando los habitantes de Lagrave vieron la bandera del ejército que se acercaba, roja con la cruz dorada, pensaron que se trataba del conde de Toulouse, Raymond VI, hermanastro de Beaudouin. Salieron de la plaza fuerte y fueron atacados por los cruzados, que mataron a muchos de ellos.

En 1227 Lagrave fue de nuevo asediada por Humbert de Beaujeu.

Laguépie – La Guépia – [Tarn-et-Garonne]

Fue ocupada sin resistencia por Simon de Montfort en la primavera de 1211. Sin embargo, algunos meses después la plaza fue reconquistada por los occitanos.

En la primavera de 1212 Montfort se encontró la plaza desierta. La destruyó e incendió.

Laurac – [Aude]

Laurac (Aut.: Pinpin)

Capital del Lauragais. Fue diócesis cátara desde 1202.

En 1208 se celebró un debate público entre el baldés Bernard Prim y el cátaro Isarn de Castres (hermano de Guilhabert de Castres).

Había muchas maisons cátaras en Laurac, entre ellas la de la Perfecta Blanche de Laurac. Tres de sus hijas recibieron en Laurac el consolamentum.

El Catarismo estuvo activo en la villa hasta finales del x. XIII. Desgraciadamente, Laurac fue testigo en 1242 de la muerte en la hoguera del Perfecto Armande Bénech.

Lautrec – Lautrèc – [Tarn]

Lautrec al anochecer.

Diócesis cátara y uno de les plus beaux villages de France.

Lavalette – La Valeta – [Aude]

En su cementerio hay dos cruces discoidales.

Lavaur – La Vaur – [Tarn]

Lavaur (Aut.: Office de tourisme Tarn Agout)

Sede del obispo cátaro de Toulouse. Centro activo del catarismo bajo la dirección de su señor, también cátaro.

En 1211 Lavaur se había convertido en refugio de muchos creyentes y Perfectos. Recibió la ayuda de Aimery de Montréal, hermano de la señora del castillo, Giralda de Laurac, y de 80 caballeros faidits (caballeros privados de sus feudos por la cruzada)

En marzo de 1211 Montfort comenzó el largo y difícil asedio de La Vaur. Como casi siempre, su arma más eficaz fue un “chatte” (carro con ruedas que permite franquear el foso de un castillo). Los defensores hicieron un túnel para quemar el “chatte”, pero los cruzados lo llenaron de humo para neutralizar el ataque.

El 3 de mayo una brecha fue abierta en la muralla (hay una calle denominada rue de la Brèche). A través de ella los cruzados entraron en Lavaur y comenzó una masacre.

Menospreciando el código de caballería, Montfort ordenó que Aimery de Montréal y sus 80 caballeros fuesen ahorcados, acusados de traición.

Giralda de Laurac, embarazada, fue capturada y violada por los cruzados. Sufrió un suplicio horrible delante de la muchedumbre horrorizada. Finalmente, le ataron las manos y la lanzaron a un pozo, al que echaron después rocas.

En cuanto a los Perfectos y Perfectas cátaros, 400 fueron quemados en la hoguera, según Guillaume de Tudèle, 300, según Guillaume de Puylaurens. Fue la hoguera más grande de la cruzada, el crimen más atroz.

En 1220, en plena reconquista occitana, Raymond le Jeune, futuro conde de Toulouse, tomó al asalto el castillo de Lavaur y masacró a todos sus defensores.

Hoy en día, en Lavaur, podemos visitar la catedral Saint-Alain, que fue destruida en 1211 y reconstruida en 1254. Del castillo no queda nada. Estaba en la plaza del Plô. El subsuelo de la plaza está lleno de túneles, y allí se encuentra el pozo donde reposa Giralda de Laurac.

Lavelanet – L’Avelhanet – [Ariège]

Ajuntament de Lavelanet (Aut.: Laurent Crassous)

Su castillo (entonces ubicado donde hoy figura el hogar para jubilados) fue conquistado por Guy de Montfort (hermano de Simon) en 1212, el cual ordenó que todos sus defensores fueran asesinados.

Entre los cátaros capturados, y que luego murieron en la hoguera en Carcassonne, figura la madre de Béranger de Lavelanet. Éste último figura entre los últimos defensores de Montségur.

La Perfecta Fournière de Péreille tuvo hacia 1204 una maison en Lavelanet, que funcionó a todo tren hasta la llegada de los cruzados.

Les Cassès – Les Casses – [Aude] – La hoguera y el cristo “bogomilo”

Estela. Iglesia Saint-Étienne (Aut.: Caroline Léna Becker)

Les Cassès era un pueblo “convertido” al Catarismo. Hacia 1205, el diácono Bernard Bouffil tenía una maison, y Alazaïs de Roqueville también. Los coseñores de Roqueville, Raymond y Bertrand de Roqueville, hijos de Alazaïs, dieron refugio a muchos Cátaros. El propio Bertrand llegó a ser diácono cátaro.

El caballero y también coseñor de Cassès, Arnaud des Cassès, Perfecto, después diácono, murió en la hoguera de Montségur.

Simon de Montfort ocupó el pueblo en mayo o junio de 1211. Encendió una hoguera donde murieron entre 60 y 94 Perfectos/as que no quisieron abjurar, entre ellos la madre de Arnaud. Algunos testimonios de la Inquisición dicen que Alazaïs de Roqueville también murió en esta hoguera, pero otros datan su muerte en 1242, en una hoguera de Toulouse.

Este crimen marcó la historia del Suroeste de Francia. Montaigne, en sus “Essais”, lo denunció cuatro siglos más tarde.

Curiosamente, Bernard Bouffil, su hermano y su hijo, los Perfectos más “conocidos” en Casses, no murieron en la hoguera. Se supone que escaparon durante el asedio.

Hay junto a la iglesia de Les Cassès espléndidas estelas discoidales y un rarísimo cristo de tipo “bogomilo”. Recordad que las estelas discoidales o cruces “cátaras” que existen en Occitania, y que datan de la época cátara, no tienen ninguna relación con el catarismo, y sirven de adorno en cementerios católicos.

Lescure-d’Albigeois – L’Escura d’Albigés – [Tarn]

Escudo de Lescure-d'Albigeois (Aut.: TomKr)

Des del s. XI perteneció a la Santa Sede, pero ello no impidió la existencia de cátaros en la villa.

Ante la falta de motivación de Pere II por “eliminar” la herejía en Occitania, el papa Innocent III le propuso que todos los bienes que sustrajera al Catarismo serían de su propiedad. Pere II, no sin cierta sorna, ocupó Lescure en 1205, feudo de la Santa Sede.

Durante la cruzada, Amaury de Montfort arrasó el castillo.

Limoux – Limós – [Aude] – Faydit y rebelde

Escudo de Limoux – Saint- Martin corta un trozo de su capa para abrigar a un pobre cojo (Aut.: TomKr)

Limoux, centro neurálgico del Razès, fue ocupada sin combate por Montfort en 1209. Fue liberada en 1221, declarada “faidit y rebelde”, y convertida en la capital de lo que se llamó la guerra de Limoux.

Los faidits (o faydits)  fueron los señores occitanos a los que la cruzada arrebató sus posesiones (feudos).

En 1240, bajo las órdenes del último de los Trencavel, la fortaleza de Limoux fue arrasada.

En 1300, después de la revuelta del monje Bernard Délicieux, 40 burgueses fueron ahorcados en Limoux.

Limoux no conserva casi nada de su pasado cátaro. En su museo, encontraremos la estela “cátara” que se descubrió en Baraignes.

Lisle-sur-Tarn – L’Illa d’Albigés – [Tarn]

Raymond VII mandó construir la plaza fuerte en 1229, después del tratado de Meaux.

Lombers – Lombèrs – [Tarn] – Un debate contradictorio

Lombers – Iglesia de Saint-Martin (Aut.: Bastien Marie-Françoise)

En mayo o junio de 1165 se celebró una debate contradictorio entre Cátaros y Católicos.  El obispo cátaro de Albi, Sicard Cellerier, junto con otros muchos cátaros, residía en la villa.

Por parte católica, se presentaron a la reunión los obispos de Albi (Gérald), Toulouse, Nimes, Lodève (Gaucelin), Agde, el arzobispo de Narbonne y 8 abades. También asistieron muchos señores (el vizconde de Albí, la condesa de Toulouse, Constance, hermana del rey de Francia Louis VII, y Raymond V, conde de Toulouse)

Por parte católica, el debate tenía como objetivo acorralar a los cátaros a través de argumentos que demostrasen su herejía, pero los cátaros supieron defenderse con respuestas prudentes y con la afirmación de su fe.

Por su parte, los cátaros denunciaron la riqueza de la iglesia, y calificaron a los clérigos de lobos devoradores. A partir de ese momento, la guerra pareció inevitable.

En otoño de 1209 Montfort consiguió someter la villa. 50 caballeros se sublevaron, consiguiendo capturar la guarnición francesa, pero el intento no sirvió para recuperar la plaza.

Lombers, desierto, fue reconquistado por los cruzados en 1210 y arrasado.

Queda poca cosa en Lombers de aquella época.

Loupian – Lopian – [Hérault]

Reconquistado por Raymond VII en la primavera de 1224.

Lourdes – Lorda – [Hautes-Pyrénées]

Castillo (Aut.: LeZibou)

A principios del s. XIII, el castillo de Lourdes, propiedad del vizconde Guillaume 1er de Béarn, es una de las principales fortalezas del Bigorre.

En 1216, Simon de Montfort, con el objetivo de coger músculo en esta parte de los Pirineos, proyecta casar a su segundo hijo, Guy, con Pétronille de Comminges, viuda de Gaston VI (Gaston, hermano de Guillaume 1er, murió en 1214 siendo vizconde de Béarn).

Pero Pétronille acaba de casarse (1215) con Nuño Sancho, primo de Pere II de Aragón.

Los clérigos de Gascogne, totalmente entregados a Montfort, anulan el matrimonio de Pétronille con Nuño, y el 16 de noviembre de 1216 se celebra en Tarbes la boda de Guy y Pétronille.

Inmediatamente, Nuño Sancho, junto con el conde de Béarn (hermano de Gaston VI), y de sólidos refuerzos, se hacen fuertes dentro del castillo. Entonces, Simon y Guy deciden tomarlo. Después de 3 semanas de asedio, lejos de sus bases de suministro, Simon de Montfort debe renunciar a la conquista de Lourdes.

Así es como los cruzados fueron frenados en el occidente occitano a finales de 1216.

Luzech – Lusèg – [Lot]

En 1209 su señor, Amalvin, era cátaro. Por eso, el obispo de Cahors, Guillaume de Cardaillac, se apropió de la villa, que se convirtió en propiedad episcopal.

Tu torreón del x. XII merece una visita.

Marmande- Marmanda – [Lot-et-Garonne] – Villa martir como Béziers

Catedral bajo la nieve (1920).

Situada en la frontera entre territorios ingleses y el condado de Toulouse.

Fue atacada por primera vez en julio de 1212 por Robert Mauvoisin, que fue bien recibido por la población porque ésta deseaba rendirse. Los soldados de Raymond VI, encerrados en el torreón del castillo, acabaron capitulando.

En el verano de 1214 Simon de Montfort dirigió el asedio de Marmande. Muchos habitantes huyeron en barco hasta La Réole. Los cruzados saquearon el pueblo pero perdonaron la vida a la guarnición inglesa. Las fortificaciones de Marmande fueron desmanteladas.

En 1218, después de la muerte de Simon de Montfort, Marmande se volvió a unir al condado de Toulouse y recibió refuerzos.

Al principio de 1219 Amaury, hijo de Simon de Montfort, atacó y asedió en vano Marmande, que estaba bien defendida por Arnau de Blancafort y Centulle d’Astarac (conde de Astarac).

Pero el 2 o 3 de junio del 1219 llegó a Marmande el príncipe Louis al frente de un enorme ejército: 20 obispos, 30 condes, 600 caballeros y 10.000 arqueros. Centulle dirigía la defensa.

3 de junio. Cuando las primeras defensas cedieron, el conde y otros compañeros negociaron las condiciones de una rendición: la vida de todos los habitantes será perdonada a cambio de entregar Marmande a los asaltantes. Los franceses se lo pensaron y, finalmente, acabaron aceptando la propuesta el 10 de junio.

Sin embargo, Marmande fue traicionado. Cuando se abrieron las defensas, los franceses entraron y masacraron a toda la población (mujeres, niños incluidos). Todos fueron pasados por la espada. Se calcula que 5000 personas fueron asesinadas. Sólo hubo un superviviente, el conde de Astarac. Después el pueblo fue incidenciado. La segunda cruzada, la real, comenzaba como la primera (Béziers), con una masacre.

Prácticamente no queda nada de aquella época en Marmande.

Marseille – Marselha – Marsella – [Bouches-du-Rhône]

Escudo de Marseille (Aut.: Superbenjamin)

En febrero 1216, Raymond VI y su hijo, el joven Raymond VII, aprovechando que Simon de Monfort estaba rindiendo homenaje a Philippe Auguste en île-de-France, desembarcaron en Marseille provenientes de Italia.

Fueron recibidos con júbilo por la población de la “ville basse”, y se instalaron en el castillo de Tholonée, cerca del puerto.

Los habitantes de la “ville haute” se sublevaron entonces contra su obispo, saquearon las iglesias, lo expulsaron de la ciudad y proclamaron Marseille commune libre.

Este desembarco en Provence marcó el comienzo de la “reconquista occitana”.

Mas-Saintes-Puelles – Mas de las Santas Puèlas – [Aude]

Fue destruido por Louis VIII. Diócesis cátara muy activa, dirigida por Isarn de Castres, hermano de Guilhabert de Castres.

La Inquisición interrogó a 400 habitantes en 1245, y consiguió el nombre de 16 Perfectos/as. Guilhabert de Castres, Bertrand Marty y Jean Cambiaire solían frecuentar el pueblo.

El caballero y señor de Mas, Jourdain du Mas, participó en el comando que asesinó en Avignonet a varios inquisidores. Murió defendiendo Montségur, en febrero de 1244, después de recibir el consolamentum.

Mazères – Maseras – [Ariège]

Mazères – Zona ornitológica junto al pueblo (Aut.: Lucas Destrem)

Plaza fuerte fundada por los monjes de la abadía de Boulbonne en 1252.

Montfort pasó por ella antes de la batalla de Muret y allí dejó su testamento. Raymond-Roger de Foix fue enterrado y, hacia 1220, el Perfecto Ghilhabert de Castres dormió … clandestinamente.

La actual abadía de Boulbonne es una reconstrucción, y está situada en otro lugar (commune de Cintegabelle, en Haute-Garonne).

Meilhan – Melhan – [Gers]

Se trata de la única villa de Gers que tuvo algo que ver con la historia del Catarismo.

Se rindió a los franceses durante la primera cruzada, igual que hizo la villa de Samatan. Entonces, Montfort confió todo el condado de Comminges a Joris de Saint-Gaudens.

Después de la muerte de Montfort, en 1218, Bernard IV de Comminges comenzó la reconquista de su condado. Persiguió a Joris en Martres, después de Saint-Félix a Paumès, para acabar acorralándolo junto a sus hombres en Meilhan.

Joris y dos de sus compañeros fueron capturados y utilizados como moneda de cambio. El resto de cruzados fueron ejecutados in situ.

Como testimonio de aquellos combates quedan las ruinas del castillo Gascon de Meilhan.

Merville – Mervila – [Haute-Garonne]

Pequeño pueblo devastado por la cruzada.

Millau – Milhau – [Aveyron] – El destí de Pere II d’Aragó

Escudo de Millau - Bandera catalana en la parte inferior (Aut.: Cataloccitan)

Feudo de Pere II, rey de Catalunya-Aragón.

En 1204 Pere II y Raymond VI se reunieron en esta villa. A cambio de un préstamo, Pere II asignó Millau al condado de Toulouse.  Ambos hombres firmaron un pacto de ayuda mutua en caso de guerra.

En cumplimiento de este pacto, Pere II se embarcó en 1213 en la batalla de Muret, donde moriría.

En Millau murió Raymond VII, el 27 de septiembre de 1249.

Minerve – Menèrba – [Hérault] – La primera hoguera de Montfort

Minerve (Aut.: Jcb-cas-11)

Rodeado de profundos cañones, este pueblo parece, incluso hoy en día, inaccesible.

En 1210 Narbonne pidió a Montfort que invadiese “ese nido de herejes”. Las razones no eran religiosas, sino económicas: los vinos del Minervois eran la competencia de los de Narbonne.

Montfort, acompañado del vizconde de Narbonne, Aimery III, del arzobispo de la misma ciudad, Bérenger, de un potente ejército (entre 1000 y 7000 hombres) y de los Gascones del arzobispo de Auch, rodeó la ciudadela. Imposible de asaltar, Montfort decidió bombardearla con 4 catapultas, consiguiendo que una de ellas destruyese el único pozo del pueblo.

El 27 de junio, por la noche, un comando occitano salió de la ciudadela y pegó fuego a dicha catapulta, pero los daños fueron mínimos.

Machacados por las piedras de las catapultas, quemados por el sol, privados de agua, la única salida posible para los defensores de Minerve era la rendición.

El vizconde Guillaume de Minerve intentó negociar con Montfort, que se mostró clemente. Pero el diabólico Arnaud-Amaury, jefe espiritual de la cruzada, no era de la misma opinión: todos los cátaros que no abjurasen debían morir en la hoguera.

El abad Guy des Vaux-de-Cernay se acercó hasta las maisons de Perfectos y Perfectas, para convencerles, parece ser que de manera sincera, de que abjurasen. La respuesta que obtuvo fue “ni la muerte ni la vida nos podrán separar de la fe a la que estamos unidos”. Incluso Montfort intentó convencerles pero sin éxito. Solamente 3 mujeres aceptaron finalmente “reconciliarse con la Iglesia”.

El 22 de julio de 1210 se encendió una enorme hoguera en el cauce seco del río. 140 Perfectos y Perfectas murieron bajo el fuego.

En 40 años de guerra tan sólo se conocen 5 casos de abjuración, muy pocos teniendo en cuenta que entre 3000 y 4000 Perfectos/as acabaron muriendo en hogueras.

Minerve conserva hoy en día su carácter auténticamente medieval. El pozo Saint-Rustique, destruido por Monfort, existe todavía. Del castillo sólo quedan una torre y una fachada.

Delante de la iglesia Saint-Étienne (s. XII-XII) un monolito con una paloma incrustada recuerda a los cátaros que murieron en la hoguera. El museo Huregel está dedicado al Catarismo.

Minerve: villa de visita obligada.

Mirepoix – Mirapeis – [Ariège] – La bastide que emergió de las aguas

Mirapeis

A principios del s. XIII la mitad de los 36 señores de Mirepoix eran cátaros. El diácono Raymond Mercier tenía una maison, y hacia 1206 había alrededor de 50 casas donde habitaban cátaros. Guilhabert de Castres se instaló en Mirepoix en 1227.

El principal señor de Mirepoix, Pierre-Roger de Mirepoix (el Viejo), probablemente era cátaro, y su cuñada, Fournière de Péreille, tenía una maison en Mirepoix hacia 1204.

Los Péreille construyeron Montségur, y Pierre-Roger de Mirepoix (el Joven) fue su principal defensor en 1243-1244.

Un importante concilio, que reunió a unos 600 Cátaros, se celebró en Mirepoix en 1206. En él se debatió la necesidad de construir Montségur.

Al principio de la cruzada Simon de Montfort ocupó Mirepoix, y la cedió a uno de sus lugartenientes, Guy de Lévis. A partir de ese momento, Mirepoix sería un feudo de la familia Lévis, convirtiendo a Pierre-Roger en un faydit.

En 1223, Pierre-Roger el Viejo intentó recuperar Mirepoix, pero murió de una enfermedad durante el asedio y fue enterrado en la abadía de Boulbonne.

En 1269 Guy de Levis pidió en vano que le entregasen a los cátaros de la villa.

El Mirepoix que hoy podemos visitar no es el mismo de la época cátara. En 1279, la ruptura de la presa del lago de Puivert desbordó el río Hers, que arrasó el Mirepoix de entonces. Los Lévis decidieron construir una plaza fortificada sobre la orilla opuesta del río, que es el Mirepoix que hoy podemos visitar.

Missègre – Missegre – [Aude]

En aquella época el pueblo estaba situado sobre la montaña de Castellas. Fue destruido por el ejército real francés.

Moissac – [Tarn-et-Garonne]

Ver Abadía de Moissac.

Monclar-de-Quercy – Montclar de Carcin – [Tarn-et-Garonne]

Escudo de Monclar-de-Quercy (Aut.: TomKr)

En Monclar la Inquisición encendió la última hoguera del Quercy (1312). Tres mujeres perecieron acusadas de haber abrazado el Catarismo.

Mondenard – Montdenard – [Tarn-et-Garonne]

Escudo de Mondenard (Aut.: spax89)

Su señor, Bertrand, colaboró en la captura de Beaudouin de Toulouse.

Cuando Simon de Montfort llegó a Mondenard, se encontró la fortaleza vacía, y la destruyó por completo.

Hoy en día la commune ha cambiado de nombre: Cazes-Mondenard.

Montaillou – Montalhon – [Ariège] – “Pueblo occitano”

Montaillou (Aut.: Yann Gwilhoù)

Este minúsculo pueblo, a los pies de su castillo, debe su fama a la obra de Emmanuel Le Roy Ladurie: “Montaillou, pueblo occitano, de 1294 a 1324”, publicada en 1975. Basándose en los registros del inquisidor Jacques Fournier, Emmanuel supo recrear de una manera excepcional la vida cotidiana de este pueblo de los Pirineos. La novela habla de los hermanos Authié, entre otros.

Hacia 1300, Pierre Authié, su hermano Guillaume y su hijo Jacques, originarios de Ax-les-Thermes, después de un viaje de estudios a Lombardia, volvieron a crear una Iglesia cátara en Ariège. Todos ellos acabaron muriendo en la hoguera.

En Montaillou el inquisidor Jacques Fournier interrogó a la bella Béatrice de Planissoles y a todos los habitantes de la villa. Allí vivió el último Perfecto cátaro, Guillaume Bélibaste, antes de huir a Catalunya.

Montauban – Montalban – [Tarn-et-Garonne] – Fiel a Toulouse

Montauban

Capital del Quercy Blanc, rival eterna de Cahors, Montauban es una de las villas fortificadas (bastides) más antiguas de Francia, creada por el conde de Toulouse Alphonse Jourdain, en 1144.

Patria del Perfecto cátaro Bernard de Lamothe, que murió en la hoguera en Toulouse en 1233. Guillaume de Tudèle, uno de los dos autores de la “Chanson de la croisade” residió en 1211.

Montauban era una fortaleza casi inexpugnable, hasta tal punto que Simon de Montfort no la atacó en 1212 y prefirió aislarla del resto del condado.

En 1214, Beaudouin de Toulouse llegó a Montauban después de ser arrestado en Montcuq. Allí fue ahorcado en un nogal por haber traicionado a su hermanastro, Raymond VI. La tradición dice que la cruz expiatoria que hay frente a la iglesia Saint-Orens marca el lugar de la ejecución.

Después de la caída de Toulouse, Montfort entró en Montauban el 8 de junio de 1215.

Montauban siempre fue fiel al conde de Toulouse. A principios de 1218 la población se sublevó. Montfort tomó rehenes y amenazó con ejecutarlos si la revuelta no se detenía. Entonces Raymond VI envió 500 hombres armados que penetraron de noche en la ciudad y atacaron el cuartel general de los cruzados. Éstos rechazaron el ataque y los hombres del conde tuvieron que abandonar la ciudad.

Como represalia, Montauban fue saqueada e incendiada. Sin embargo, Montauban siguió siendo fiel a Raymond VI, al que se unió de nuevo en 1220. Raymond otorgó la ciudad a Raymond-Roger de Foix.

Montcuq – Montcuc – [Lot]

Villa de fuerte implantación cátara. Era feudo de Giraud (o Guiraud) de Gourdon, miembro de la familia Gourdon de Castelnau-Montratier.

El 1 de junio de 1212 Montfort ocupó la plaza después de ser abandonada por sus defensores. La donó a Beaudouin de Toulouse, hermanastro del conde de Toulouse, que se había unido a los cruzados traicionando la causa occitana.

Pero el 17 de febrero de 1214, en el castillo de Lolmie, Beaudouin se rindió a las tropas dirigidas por tres caballeros:

      • Ratier de Castelnau (señor de Castelnau-Montratier y coseñor de Gourdon),
      • Bertrand de Mondénard (señor de Lolmie)
      • el señor de Montpezat.

Fue conducido a Montcuq y no se le dio alimento alguno. Se negó a dar la orden de rendición a sus tropas, que estaban encerradas en el torreón.

Finalmente, la guarnición francesa se rindió a condición de que sus vidas fuesen respetada. El cronista, sin embargo, escribió que fueron todos masacrados.

Beaudouin fue llevado después a Montauban, donde fue ejecutado.

En represalia, Montfort ocupó y destruyó Moncuq en 1214. Guiraud de Gourdon hijo se quedó entonces sin feudo, por lo que el conde de Toulouse le nombró señor de Caraman, donde ejerció de diácono cátaro, participando en la defensa de Toulouse contra los cruzados. Guiraud fue condenado por herejía en 1242.

Del castillo sólo queda el impresionante torreón (s. XII), que puede visitarse.

Montdragon – [Tarn]

Plaza medieval (Aut.: Fabricio Cardenas)

Pequeño pueblo arrasado por los cruzados.

Hoy en día conserva una bonita plaza medieval.

Montech – Montuèg – [Tarn-et-Garonne]

Canal lateral de la Garonne. Esclusa núm. 12 (Aut.: Didier Descouens)

Se sometió a Montfort en 1212. Posteriormente, se convirtió en feudo de Beaudouin de Toulouse.

Después de ser reconquistada por los occitanos, en 1228 fue atacada por las tropas de Humbert de Beaujeu, tras el fracaso de éstas en Castelsarrasin.  Pero Montuèg acabo rindiéndose después de varios días de asedio.

Montferrand – [Aude]

Puerta de la muralla (s. XIV) (Aut.: Bertrand Bouret)

En mayo 1211 la plaza estaba defendida por Beaudouin, hermanastro del conde de Toulouse. Ante el asedio de Montfort, Beaudouin organizó una defensa encarnizada, pero finalmente prefirió negociar.

Beaudouin se convirtió posteriormente en un aliado de Montfort, traicionando así a su propio hermano Raymond VI, traición que se materializó en Bruniquel algunas semanas después.

Hoy en día Montferrand está orgulloso de su iglesia románica, sus 13 estelas discoidales, su castillo y sus murallas.

Montgey – Montjuèi – [Tarn] – Masacre de cruzados

Castillo en la década de 1840. Litografía de Eugène de Malbos (1811-1858) (Bibliothèque de Toulouse)

En el s. XII el castillo de Montgey era conocido como villa cátara.

En abril de 1211, un importante refuerzo de cruzados alemanes y frisones (entre 1500 y 5000 hombres) partió de Carcassonne camino de Lavaur, pero fue sorprendido por Raymond-Roger de Foix y Guiraud de Pépieux, cerca del castillo de Montgey. Todos los cruzados fueron masacrados.

Montfort ocupó Montgey justo después de Lavaur, quemó la villa y destruyó el castillo. Dice la leyenda que Montfort vió una columna de fuego elevarse por encima de los cadáveres de sus tropas.

El castillo fue reconstruido y hoy en día puede visitarse.

Montgiscard – [Haute-Garonne]

Allí residían muchos cátaros, entre ellos la Perfecta Alazaïs de Roqueville, que acabó muriendo en la hoguera. Alazaïs tuvo una maison en Les Cassès

En 1211, el señor de la villa y sus habitantes se pasaron al bando de Montfort. No obstante, los cruzados mataron a todos los campesinos entre Montgiscard y Toulouse, con el objetivo de generar hambruna entre los tolosanos.

Más tarde, como represalia, Raymond VI mando arrasar Montgiscard.

Montlauzun – Montliausut – [Lot]

Esta commune del Quercy fue arrasada y su castillo destruido durante la cruzada.

Montmaur – [Aude]

Montmaur (Aut.: Gregpoussier)

Su castillo fue ocupado por Montfort en 1211.

En la cabecera de la iglesia (s. XV) hay cruces “cátaras”. Aquí nació el diácono cátaro Raymond Mercier. El pueblo contaba con maisons y talleres para tejer cátaros.

Montpellier – Montpelhièr – Montpeller – [Hérault] – Villa neutral

Castillo de agua de Peyrou (1689) (Aut.: Christian Ferrer)

Ciudad catalana en aquella época, no tuvo que sufrir las consecuencias de la cruzada.

En 1162 y 1195 se celebraron concilios para luchar contra el Catarismo. De resultas de ello, Montpellier declaró personas non grata a los cátaros.

El 15 de junio de 1205, en la casa de los Templarios de Montpellier, Pere II se casó con Marie de Montpellier, en presencia de Raymond VI. En aquella época, Montpellier albergaba una mezcla variopinta de culturas: occitana, judía y musulmana.

En 1206, Diégo d’Acébès y santo Domingo se reunieron con Pierre de Castelnau y otros legados del papa, y decidieron vivir y predicar tal como lo hacían los Perfectos cátaros.

En 1211, Pere II y Simon de Montfort sellaron una alianza que duraría poco (en 1213 ambos se enfrentaron en la batalla de Muret). El rey de Aragón confió a Montfort su hijo Jaume, de 3 años. Montfort ayudó a los cátalo-aragoneses a acabar con los musulmanes. A Raymond VI, presente durante el encuentro, los cruzados le ofrecieron la paz, pero con unas condiciones inaceptables.

En 1215 se celebró un concilio que designó a Montfort como nuevo conde de Toulouse. Sin embargo, los burgueses de Montpellier no le permitieron entrar en la ciudad e, incluso, intentaron matarlo.

A principios del s. XIII se creó en Montpellier su famosa facultad de medicina, una de las más antiguas del mundo.

Montréal – Montreal – [Aude]

Montréal. Al fondo, la montaña de Tabe. (Aut.: Jcb-caz-11)

En Montréal, la mayor parte de familias nobles eran cátaras, y el principal señor, Aimery de Montréal, facilitó la residencia del diácono Pierre Durand, así como la abertura de muchas maisons, siendo una de ellas la de la noble dama Fabrissa de Mazerolles.

En 1207 se celebró en Montréal una famosa conferencia contradictoria. Entre los defensores del Catarismo se encontraban Guilhabert de Castres, Benoît de Termes, Arnaud Oth (diàcono del Cabardès), … Del lado católico, santo Domingo y Pierre de Castelnau.

Durante esta reunión sucedió el “milagro de Fanjeaux”. Real o leyenda lo explicamos a continuación. Como no había acuerdo entre las partes, establecieron que fuese Dios quien juzgase a través del fuego. Un pergamino cátaro se lanzó a las llamas y fue devorado por el fuego. Lo propio hicieron los católicos, pero en este caso el pergamino escrito por santo Domingo salió despedido hacia arriba y no se quemó.. Un cuadro de Fra Angelico, expuesto en el Louvre, recrea esta escena.

Anne Brenon duda de que este episodio sea real dado que los cátaros no creían en los milagros.

No obstante, y según fuentes católicas, el “milagro” hizo mella en algunos “herejes”, ya que 150 de ellos se convirtieron al catolicismo tras la reunión.

En otoño de 1209 los cruzados invadieron la ciudad y se la encontraron vacía.

En febrero de 1221, Raymond le Jeune y Roger-Bernard de Foix reconquistaron Montréal. Durante el asalto, el señor cruzado de Montréal, Alain de Roucy, el mismo que acabó con la vida de Pere II de Aragón en la batalla de Muret, fue herido de muerte.

Después pasó a manos francesas y, por último, en 1240, volvió a ser reconquistado por los occitanos durante la revuelta de los faydits. Posteriormente, Jean de Beaumont rodeó la villa. Raymond Trencavel negoció la rendición al no ver escapatoria. Jean prometió al conde de Toulouse que la vida de todos los defensores sería respetada. Sin embargo, tras la rendición, Jean destruyó la villa y cazó a los cátaros.

Muret – Murèth – [Haute-Garonne] – La muerte del rey de Catalunya-Aragón

Batalla de Muret – Dibujo (hacia 1375-1380) (Gallica Digital Library)

Muret pertenecía a los condes de Comminges desde 1150. Fue invadido por Montfort en 1212 y se convirtió en su campo base para el asedio de Toulouse.

Pere II de Aragón, corrió en ayuda de Raymond VI. Entró en tierras tolosanas a través de la Gascogne. El 10 de septiembre de 1213, los ejércitos de los condes de Toulouse, Comminges, Bearn i Foix, junto con el ejército de Pere II (1000 caballeros), acamparon frente a Muret, donde Montfort se había atrincherado. En total, entre 20000 y 40000 hombres se iban a enfrentar a los cruzados.

Los obispos católicos se dieron cuenta de la inferioridad de Montfort e intentaron pactar una tregua que Pere II rechazó. Montfort se confesó y redactó su testamento.

En esta batalla los cruzados deberían de haber sido aniquilados (y con ello Occitania habría quedado liberada) porque los occitanos-catalano-aragoneses les doblaban en número. Sin embargo, la astucia y táctica de Montfort, una vez más, prevalecieron sobre el coraje de los aliados. La actitud confiada y relajada de Pere II también ayudó a que saliese derrotado.

El 13 de septiembre empezó la batalla. El rey de Aragón y su caballería en primera línea (craso error). Conscientes de su inferioridad, los cruzados planearon una lucha de comandos con el objetivo encontrar y matar al rey.

Alain de Roucy, caballero cruzado que juró matar a Pere II, se fijó en un caballero que cabalgaba junto al estandarte real. Lo rodearon y lo mataron, pero se dieron cuenta que no era el rey Pere II (el muerto no era tan alto y fornido. Pere II media más de 2 m).

Los franceses gritaron “Este no puede ser el rey. El rey Pere es mejor caballero”. Pere II, que luchaba no lejos de allí, lo oyó y gritó “yo soy el rey”. Inmediatamente Alain de Roucy, Florent de Ville y otros caballeros cruzados lo rodearon y lo lanzaron a tierra, donde fue muerto. Este error de Pere II cambiará el curso de la historia para siempre. Si los aliados hubiesen ganado, Occitania podría haber recuperado su independencia o bien formar parte del reino catalano-aragonés.

La caballería (3000 hombres) y ejército tolosanos ni siquiera intervinieron, esperando una orden de ataque que nunca llegó.

Al conocerse la muerte del rey, la confusión se apoderó del ejército aragonés que emprendió la huida. El ejército tolosano también huyó en lugar de enfrentarse. ¿Fue así como Pere II murió, o se trata de una leyenda? Nunca lo sabremos.

Hug V de Mataplana, noble y trovador catalán, murió dos meses después de la batalla debido a las heridas sufridas luchando al lado de Pere II.

En el lugar donde, según la tradición, fue muerto Pere II hay un obelisco en su memoria.

Najac – [Aveyron]

Najac y su extraordinario castillo.

Fue fundada alrededor de 1100 por Bertrand de Saint-Giles, hijo del conde de Toulouse Raymond  IV, que la convirtió en la capital del Rouergue. Entonces tenía 2000 hab., ahora 800.

En junio de 1214 Simon de Montfort ocupó Najac, probablemente abandonada por sus defensores, y desmanteló la plaza fuerte.

En 1252, Hugues Paraire, cónsul de Najac, fue condenado por Jean d’Arcis a morir en la hoguera.

Después del tratado de Mieux, en 1255, Alphonse de Poitiers fortificó la plaza, y sus habitantes, considerados herejes, fueron obligados a reconstruir la iglesia.

Najac es uno de los pueblos que más me han impresionado en Occitània. El castillo (puede visitarse), altivo, dominando la villa, quedará siempre en mi memoria.

Narbonne – Narbona – [Aude]

Narbonne (Aut.: Benh Lieu Song)

Dentro de la epopeya cátara jugó un papel secundario. Su arzobispo Bérenger, el prelado con más poder en la región, supo permanecer fiel al Catolicismo de Roma, aunque sacó provecho de su ayuda a los Cátaros.

Inocencio III lo consideró responsable del crecimiento de la “herejía”: “de tal sacerdote, tal pueblo” dijo una vez.

Cuando Bérenger vio amenazado su puesto, se unió a la cruzada después de la masacre de Béziers, participando incluso en el asedio a Minerve. De todos modos, fue substituido en 1212 por Arnaud-Amaury, el cruel y despiadado jefe de la cruzada, que se otorgó el título de duque de Narbona, convirtiéndose así en el rival de Simon de Montfort, con el que tuvo numerosas peleas.

Para vengarse del arzobispo, Montfort hizo destruir las murallas de Narbonne y reivindicó el título de duque. ¡Arnaud-Amaury excomulgó Montfort en 1216!

Después de la batalla de Muret, el joven Jaume I, hijo de Pere II y por tanto heredero del reino catalono-aragonés, se encontraba en manos de Montfort, lo que provocó la sublevación de Narbonne.

En abril del 1214 Montfort tuvo que asediar la ciudad. El legado del papa, Pierre de Bénévent, intervino para que Jaume I fuese tutelado por el gran maestro de los Templarios de Aragón.

Después de la cruzada, los excesos del inquisidor Férier (o Ferrer) ocasionaron revueltas en 1234 y 1236.

Más información sobre Narbonne en Aimery III.

Nîmes – Nimes – [Gard]

A pesar de inclinarse por el bando occitano, Nimes se rindió a Simon de Montfort en 1213 para evitar los horrores de la guerra.

Olargues – [Hérault]

Olargues (Aut.: Jcb-caz-11)

Su castillo (s. XII) fue tomado por Montfort en 1210. Olargues todavía conserva un fuerte carácter medieval, aunque de la época cátara sólo queda el torreón cuadrado del castillo, convertido hoy en día en el campanario de la iglesia de Saint-Laurent, y el Pont du Diable.

Padern – Padèrn – [Aude]

Ver castillo de Padern.

Pamiers – Pàmias – Pàmies – [Ariège]

Escudo de Pamiers (Aut.: SanchoPanzaXXI)

Feudo del conde de Foix, Pamiers no conserva ni un solo vestigio de la época cátara.

Pamiers tuvo que soportar los excesos de su temperamental conde Raymond-Roger. A éste no se le ocurrió otra cosa que “colocar” a su tía, Perfecta de renombre, en la abadía. Evidentemente, el abad se negó. Furioso, uno de los caballeros del conde degolló a un monje y lo despedazó sobre el mismo altar de la iglesia abacial. Llegados a este extremo, el conde y sus hombres persiguieron a todos los monjes y pasaron tres días de fiesta y jolgorio dentro de la abadía.

La famosa Perfecta Esclarmonde de Foix, hermana de Raymond-Roger, residió en Pamiers entre 1204 y 1207. Allí recibió a sabios e ilustrados de la época, con los que descifró e interpretó a filósofos griegos y los Evangelios de San Juan.

En septiembre 1207, un debate contradictorio enfrentó a santo Domingo y los obispos de Toulouse y de Saint-Lizier, con los representantes cátaros y baldeses. Esclarmonde fue menospreciada en pleno debate por el hermano Étienne, que le soltó algo así como “Señora, váyase a coser”.

Después de ese debate, los Baldeses solicitaron una reconciliación colectiva con Roma. No sirvió de nada porque más tarde fueron perseguidos y exterminados como los cátaros.

En otoño de 1209, el abad de Saint-Antonin (Noble Val?) pidió a Simon de Montfort que invadiera Pamiers. Pamiers cayó y se convirtió en el campo base de Montfort en el condado de Foix.

A principios del s. XIV, un Cátaro fue quemado en Pamiers.

Penne-d’Agenais – Pena d’Agenés – [Lot-et-Garonne] – La última sublevación del conde de Toulouse

Castillo de Noaillac (Aut.: Jacques Mossot)

El 3 de junio de 1212 Simon de Montfort comienza el asedio de la plaza, defendida por un valeroso caballero, Hugues d’Alfaro, yerno del conde de Toulouse Raymond VI.

Hugues destruye los edificios situados fuera de las murallas y se encierra con 400 hombres en su castillo, bien protegido por su excelente ubicación. Flechas, catapultas, todo es inútil. Las murallas del castillo son impenetrables. Los cruzados se desesperan.

Simon pide ayuda a su hermano Guy, que se equivoca y se dirige a Penne-d’Albigeois. Allí se da cuenta del error. Al final llega junto a su hermano.

Hugues propone a Montfort dejar salir a las mujeres, niños y ancianos. Montfort rechaza la oferta porque quiere matar a todos los habitantes.

Después de 8 semanas de asedio, faltan víveres y agua. Los defensores temen ser víctimas de una masacre. El 25 de julio, Hugues propone a Simon entregar la plaza a cambio de salvar la vida y partir con armas y enseres.

Montfort se apodera de la fortaleza a principios de agosto. Penne será su principal base de operaciones en el Agenais. Esta conquista le da mucha popularidad, dado que la fortaleza se consideraba inexpugnable.

Hugues sobrevive pero Montfort masacra a 100 mercenarios (routiers) y quema a 72 cátaros. Otras fuentes dicen que Hugues murió también en la hoguera.

En verano de 1242 el rey de Francia tomó posesión de Penne porque no confiaba en la palabra de Raymond VII. Raymond VII, en persona, vino a recuperar la plaza. Después de muchos meses de asedio, abandonado por sus aliados, el conde de Toulouse decidió negociar. La paz se firmó en enero de 1243.

Penne-d’Agenais fue testigo de la última sublevación del conde de Toulouse.

Penne-d’Albigeois – Pena – [Tarn]

Penne. El castillo, a la derecha, sobre un promontorio rocoso.

La señora del castillo era Perfecta.

En la primavera de 1212 Guy de Montfort, hermano de Simon, se enfrentó a los defensores albigenses. Un caballero cruzado fue muerto y, según Pierre des Vaux-de-Cernay, los occitanos desenterraron el cuerpo y lo llevaron al campo para que sirviera de carroña.

A pesar de recibir innumerables ataques, Penne nunca se rindió. Sus señores fueron Olivier y Bernard de Penne.

A partir del tratado de Meaux, en 1229, Penne se convirtió en una fortaleza del rey de Francia. Raymond VII intentó posteriormente la reconquista, sin éxito.

El castillo conserva importantes ruinas. Visita obligada.

Perpignan – – Perpinyà – [Pyrénées-Orientales] – Ciudad catalana

Catedral (Aut.: Toutain)

En aquella época estaba en tierras catalanas.

En febrero de 1198, el rey de Aragón Pere II, Raymond VI y Bernard IV, conde de Comminges, se reunieron en Perpignan para sellar su alianza.

En 1204, también en Perpignan, Raymond VI se casó con Éléonore, hermana de Pere II. El 10 de septiembre de 1258, Bernard d’Alion, señor de Usson y marido de la Perfecta Esclarmonde, fue quemado en la hoguera en Perpignan junto con Bertrand de Sauto, señor de Casteldos y de Bourbel.

Perpignan y el Roussillon permanecieron al margen de la cruzada, a pesar de algunos crímenes cometidos con hogueras.

Peyrusse-le-Roc – Peirussa del Ròc – [Aveyron]

Castillo (Aut.: Krzysztof Golik)

Se trataba de una de las plazas fuertes más importantes del condado de Toulouse. Entonces tenía 3000 habitantes, 300 hoy en día.

Montfort conquistó su castillo en su viaje hasta Figeac.

Pieusse – Piussa – [Aude]

Pieusse

Allí se celebró, en 1226, uno de los últimos concilios cátaros, que reunió un centenar de Perfectos, bajo la presidencia de Guilhabert de Castres. Durante este concilio se creó el obispado de Razès: Benoît de Termes fue designado obispo, Raymond Agulher hijo mayor, y Pons Bernardi hijo menor.

Pont-Saint-Esprit – Lo Pònt de Sent Esperit – [Gard]

Pont-Saint-Esprit (Aut.: Chris06)

A mediados de julio 1217, durante la compaña del Rhône, Simon de Montfort fue víctima de un atentado fallido, en el que fue herido el correo pontifical.

Pont-Saint-Esprit conserva una atmósfera medieval muy interesante.

Preixan – Preissa – [Aude]

Sufrió el asedio de los cruzados en otoño de 1209.

En conde de Foix tuvo que rendirse pero, al final, reconquistó la plaza gracias a una traición.

Pujols – Pujòls – [Lot-et-Garonne] – Y el nacimiento de Villeneuve-sur-Lot

Iglesia de Sainte-Foy (Aut.: Tomtomawais)

Importante plaza fuerte, con al menos tres cordones amurallados.

Fue un centro cátaro de renombre. Por este motivo su castillo fue desmantelado y su población deportada a una villa fortificada cercana: Villeneuve-sur-Lot. Villeneuve-sur-Lot fue fundada en 1264 por Alphonse de Poitiers, nuevo conde de Toulouse.

Pujols conserva lo esencial de su carácter medieval. Visita imprescindible.

Puycelsi – Puègcèlsi – [Tarn]

Puycelsi

Simon de Montfort ocupó dos veces Puycelsi sin combate, en junio del 1211 y en mayo de 1212. Posteriormente, los occitanos lo reconquistaron.

En mayo de 1213, Puycelsi y Penne eran los dos únicos bastiones occitanos albigenses que todavía resistían. Guy de Montfort y Beaudouin de Toulouse bombardearon duramente la ciudadela. Pero mercenarios tolosanos a caballo consiguieron contraatacar.

Llegaron en ayuda de Puycelsi Raymond VI y los condes de Foix y de Comminges, además del senescal de Catalunya, Guillaume-Raymond de Montcade, que consiguió entrar en la ciudadela.

El plan era el siguiente: los defensores de Puycelsi debían salir de la ciudadela y atacar a los cruzados, mientras Raymond VI y sus hombres los atacaban por la retaguardia.

Ante el ataque de los defensores de Puycelsi, Guillaume de l’Écureuil, caballero cruzado, contraatacó con éxito, sin que Raymond VI y sus hombres tuvieran tiempo de intervenir.

Ante el fracaso de la operación, Raymond VI y su ejército volvieron a Toulouse.

Puycelsi se quedó entonces sólo pero Guy de Montfort no pudo conquistarlo (a muchos caballeros cruzados se les acabó la cuarentena y tuvieron que volver al norte), lo que le condujo a firmar un pacto de “neutralidad” con Puycelsi:

      • los ejércitos cruzados no serán atacados y éstos no atacaran Puycelsi
      • si Penne-d’Albigeois se rinde, Puycelsi se someterá a Simon de Montfort.

Puycelsi unió su suerte a la de Penne-d’Albigeois.

Puylaurens – Puèglaurenç – [Tarn] – El “nido de herejes” del sur del Tarn

Puylaurens (Aut.: Jcb-caz-11)

Entre 1209 y 1229 en Puylaurens había muchas maisons de Perfectos. La nobleza local era creyente cátara, y disfrutaba de los sermones de Ghilhabert de Castres.

Tantos cátaros había que Puylaurens tenía un cementerio sólo para ellos.

Montfort ocupo Puylaurens en 1211 y 1212.

Puysserguier – Puisserguier – [Hérault]

Puysserguier (Aut.: GD340)

Guiraud de Pépieux era un señor occitano de Pépieux, un pequeño feudo entre Carcassonne y Minerve. Guiraud se había unido a Montfort después de la caída de Béziers, pero en otoño de 1209 se sublevó contra él y pasó de nueva al bando occitano. Este cambio se debió a que un caballero francés mató a su tío.

Guiraud asaltó el castillo de Puysserguier e hizo prisioneros a sus defensores: dos caballeros cruzados y 50 sargentos.

Montfort salió de Capestang y corrió en ayuda de los suyos, pero se encontró con un castillo vacío. Guiraud y sus hombres habían huido por la noche a Minerve y se habían llevado a los dos caballeros franceses. Los 50 sargentos franceses se encontraban en los fosos del castillo, donde la gente de Pépieux había intentado asesinarlos y quemarlos.

Después de salvar a sus hombres (desnutridos después de 3 días sin comer), Montfort, furioso, destruyó Puysserguier y todas las fortalezas que pertenecían a Guiraud.

Desde Minerve, Guiraud envió a Montfort (que estaba en Carcassonne) a los dos caballeros franceses desnudos en pleno invierno, pero antes los mutiló: les sacó los ojos, les cortó la nariz y los labios.

Uno de ellos murió durante el trayecto. Montfort, cinco meses más tarde, haría lo mismo en Bram, pero con 100 prisioneros.

En Puysserguier pueden verse todavía calles medievales y un bonito castillo (s. XII-XIII).

Puy-Laroque – Puèg-la-ròca – [Tarn-et-Garonne]

Villa fortificada (bastide) saqueada en 1219 por un ejército comandado por el obispo de Cahors, Guillaume de Cardaillac.

Puy-l’Évêque – Puèg l’Avesque – [Lot]

Puy-l'Évêque

Plaza fuerte que tomo partido por los cátaros. Fue tomada en 1227 por el obispo de Cahors Guillaume de Cardaillac, convirtiéndose en ciudad episcopal.

De esa época conserva su torreón (s. XIII).

Rabastens – [Tarn] – Nido de herejes

Iglesia Notre-Dame-du-Bourg (Aut.: Caroline Léna Becker)

Desde 1204 se tiene constancia de la existencia de Perfectos en Rabastens, entre los cuales se encontraban la madre y dos hermanas del señor de la villa Pelfort de Rabastens.

Eso incomodó mucho a la iglesia. Además, el obispo de Toulouse, Raymond de Rabastens, era simpatizante de los cátaros. Posteriormente Raymond sería “apartado de sus funciones” por Innocent III.

Rabastens fue una villa-refugio para muchos cátaros, hasta 1211. En mayo de ese año, ante la llegada de los cruzados, los “creyentes” y caballeros huyeron. Los burgueses se encargaron de entregar la villa.

Simon de Montfort tuvo que reconquistar Rabastens dos veces en 1212, que siempre que pudo volvió al bando occitano.

En otoño de 1213, Montfort entró de nuevo en la plaza, y se la encontró desierta.

Guillaume Bélibaste, el último Pefecto cátaro, se inició en el Catarismo en Rabastens.

A principios del s. XIV, Rabastens era todavía un nido activo de cátaros, llegando a recibir a Pèire Autier y sus últimos compañeros.

La iglesia-fortaleza de Rabastens fue construida en el s. XII.

Rennes-le-Château – Rènnas – [Aude] – ¿El enigma sagrado ?

Torre Magdala (Aut.: Kurtsik)

Después de tomar Termes, Montfort ocupó sin resistencia el pueblo fortificado de Rennes-le-Château. Destruyó las defensas y confió su custodia a su lugarteniente Pierre de Voisins.

El enigma que hoy existe sobre Rennes-le-Château comenzó en 1885, cuando llegó al pueblo su nuevo cura, Bérenger Saunière.

Parece ser que unas obras realizadas en la iglesia hicieron aparecer un tesoro (pergaminos), gracias al cual pudo llevar a cabo, hasta su muerte en 1917, costosas obras y construcciones: reparación de la iglesia, construcción de la villa Béthanie y de la torre Magdala, etc.

Se cree que el tesoro no era solo monetario: el abad Saunière realizó también excavaciones arqueológicas y visitó en Paris a los mejores especialistas en esoterismo.

En 1910 fue acusado de traficar con el dinero recibido por los fieles. Acabó siendo condenado por su obispo. Murió sin revelar su secreto.

De esta singular historia, de la que hemos dado un pequeño esbozo, ha surgido una literatura inmensa, a veces fantasiosa, pero que deja muchas preguntas sin respuesta. ¿Dónde obtuvo un cura de pueblo una fortuna tan grande? ¿Qué dicen los pergaminos codificados que encontró Saunière?

El pueblo de Rennes-le-Château, encaramado en las alturas, ha conservado restos de sus fortificaciones. Pueden visitarse las construcciones del abad Saunière: la torre Magdala y la villa Béthanie.

Sobre la puerta de la iglesia, una inscripción inquietante nos da la bienvenida “terribilis est locus iste” (este sitio es un lugar terrible). Una vez franqueada la puerta, aparece la temible cara del diablo Asmodée, que aguanta la pila batismal.

Rocamadur – Ròcamador – [Lot]

Rocamadur (Aut.: François Darras)

Fue, después de Santiago de Compostela, el lugar de peregrinaje más importante de Occidente.

Según una leyenda cristiana, Zachée (que tomó el nombre de Amadour) escondió el Santo Grial en Rocamadur.

Saint Bernard predicó en Rocamadur en 1147. En 1166 se descubrió el cuerpo momificado de Zachée-saint Amadour, con lo que su valor como centro de peregrinación subió todavía más.

Los más prestigiosos monarcas y santos de todas las épocas se han retirado o visitado Rocamadur: Henry II Plantagenèt (1170), santo Domingo, Louis IX (1244), Alphonse de Poitiers, Philippe le Bel (1303).

Simon de Montfort acompañó a los cruzados alemanes hasta Rocamadur en 1211. Nadie sabe por qué. No hubo conquista ni sumisión.

Rodez – Rodés – [Aveyron] – Capital del Rouergue

En otoño de 1214, mientras los cruzados sometían el Rouergue, las dos figuras más importantes de Rodez tenían puntos de vista opuestos. El obispo era partidario de los cruzados mientras que Henri, primer conde de Rodez no.

Después de pensárselo mucho, el 7 de noviembre Henri se sometió y presto juramento de fidelidad a Montfort.

Roquefort-sur-Garonne – Ròcahòrt de Garona – [Haute-Garonne]

Ruinas del castillo (Aut.: Olybrius)

Asediada por Amaury de Montfort en 1213. Los defensores se rindieron a cambio de que se les respetase la vida y la liberación de los 60 cruzados que tenían prisioneros.

Hoy pueden verse todavía los restos de su castillo.

Saint-Antonin-Noble-Val – Sent Antonin – [Tarn-et-Garonne]

Puerta en la muralla.

En la primavera de 1211 se rindió a los cruzados sin oponer resistencia. Después, a finales del mismo año, pasó a manos de Raymond VI.

El 20 de mayo de 1212 los cruzados atacaron de nuevo Saint-Antonin. Al frente de los mismos se encontraba el obispo de Albí. El combate fue de una violencia inusitada. Los cruzados consiguieron ocupar tres barbacanas. Aterrorizados, una parte de los habitantes huyeron de la villa por el río, pero la mayor parte fueron capturados y masacrados.

El vizconde Pons intentó negociar una rendición: entrega de la villa a cambio de respetar vidas, pero Montfort se negó. Finalmente, Saint-Antonin capituló sin condiciones.

Por este motivo, Montfort no sabía si ejecutar o no a los habitantes que permanecían todavía en la villa. Finalmente, Montfort quemó a 30 (los considerados como cátaros) y perdonó la vida al resto, pero saqueó la plaza.

Encarceló en Carcassonne al jefe de las defensas, Adémar Jourdain, y a todos sus caballeros. Todos murieron en prisión.

Montfort dejó Saint-Antonin a cargo de una pequeña guarnición comandada por Beaudouin de Toulouse.

Después de la muerte de Montfort, Saint-Antonin fue gobernada por el grupo de cátaros que habitaban en la villa. Pero después de 1226, año en que Guy de Montfort cedió al rey de Francia sus derechos sobre la villa, éste último envió a Ebrand, caballero templario, a tomar posesión de la misma.

Saint-Antonin ha sabido conservar su carácter medieval. Visita obligada.

Saint-Cirq-Lapopie – Sent Circ de la Pòpia – [Lot]

Saint-Cirq-Lapopie, en el Lot

Considerado por muchos como el pueblo más bonito de Francia. Yo lo visité una vez, y estoy totalmente de acuerdo.

La villa tenía tres señores. Los Cardaillac se unieron al conde de Toulouse, mientras que los La Popie y los Gourdon se aliaron con Simon de Montfort.

En 1251, uno de los señores, Bernard de Castelnau, fue condenado a cadena perpetua por haber ayudado a un grupo de cátaros.

Saint-Félix-Lauragais – Sant Felitz de Lauragués – [Haute-Garonne] – El « concilio cátaro » recibe al « papa » Nicétas

Saint-Félix-Lauragais - La Halle (Aut.: Didier Descouens)

En aquella época se denominaba Saint-Félix-de-Caraman. Entró en la historia porque en mayo de 1167 se celebró un concilio cátaro en el que intervinieron albigenses, patarines lombardos, así como el obispo “hereje” de Constantinopla, Nicétas, considerado como el papa bogomilo.

La presencia de Nicétas (o Niquinta) atestigua la influencia de las Iglesia búlgara sobre el Catarismo, y su relación con el Bogomilismo.

Durante esa reunión Nicétas ordenó por imposición de manos los obispos cátaros de Toulouse, Albi, Carcassone y Agen. Este concilio es considerado como el “nacimiento oficial” del Catarismo.

Saint-Félix fue ocupado muchas veces por los cruzados. En el s. XIII fue transformado en plaza fuerte (bastide). Hoy en día pueden verse todavía muchos edificios de aquella época. Visita recomendable.

Saint-Gilles – Sant Geli – [Gard] – El asesinato del legado papal

Raymond (IV) de Saint Guilles, conde de Toulouse ( ?-1105). Cuadro de Merry-Joseph Blondel (1843) – (Base de dades Jaconde - Ministère de la Culture français)

Hacia 1140, Pierre de Bruis murió en la hoguera en Saint-Giles.

En 1156 nació el conde de Toulouse, Raymond VI.

En 1207, el legado del papa, Pierre de Castelnau, excomulgó a Raymond VI porque no se “esforzaba lo suficiente” en la erradicación del Catarismo. Más tarde, Raymond VI amenazó de muerte a Pierre en el curso de una discusión.

El 14 de enero de 1208, al alba, en Trinquetaille [Bouches-du-Rhône], cuando se disponía a cruzar el Petit Rhône de camino a Roma para reunirse con el papa, Pierre de Castelnau fue asesinado (una lanza le atravesó el cuerpo). Dicen que el conde de Toulouse mandó la operación. Pierre fue enterrado en la cripta de la abadía de Saint-Gilles, y después beatificado.

¿Quién estaba detrás, el conde de Toulouse o el ambicioso Arnaud-Amaury? La muerte de Pierre fue la excusa perfecta para que el papa Innocent III emprendiera la cruzada contra los albigenses.

Cuando el poderoso ejército cruzado llegó a las puertas de Saint-Gilles, el 18 de junio de 1209, Raymond VI aceptó hacer penitencia. Delante del magnífico portal de la abadía, el poderoso conde de Toulouse, con el torso desnudo, prestó juramento de fidelidad al papa, y después fue flagelado por su legado, un tal Milon.

Saint-Jean-des-Verges – Sent Joan de Verges – [Ariège]

En su iglesia románica (quizás la más bonita de l’Ariège), el conde Roger-Bernard de Foix se sometió al rey de Francia el 16 de junio de 1229.

Saint-Julien-sur-Garonne – Sent Julian de Garona – [Haute-Garonne]

En la commune de Saint-Julien tuvo lugar el 12 de septiembre de 1217 la batalla de La Salvetat: Raymond VI venció a los cruzados de Jori después de reconquistar Toulouse.

Saint-Marcel – Sent Marcèl – [Tarn]

Iglesia de Saint-Michel (Aut.: Thérèse Gaigé)

Hoy denominado Saint-Marcel-Campes.

En junio de 1211 los cruzados ocuparon la plaza después de la huida de sus defensores. Algunos días más tarde la villa se rebeló y se unió de nuevo a Raymond VI, quien puso al mando de las defensas al famoso caballero Guiraud de Pépieux.

A principios de 1212, el legado papal, Arnaud-Amaury, ordenó a un ejército cruzado la conquista de Saint-Marcel, que tenía el apoyo de los condes de Toulouse, Foix y Comminges. 100 cruzados se enfrentaban a 500 defensores. Durante un mes, los ataques, contraataques y bombardeos no cesaron.

El 23 de marzo de 1212 Simon de Montfort se retiró. Pero volvió en abril-mayo y se encontró la plaza sin defensores. A pesar de las súplicas de los burgueses, incendió la villa y destruyó el torreón y las murallas.

Saint-Marcel no se recuperó nunca de este desastre.

Saint-Martin-Lalande – Sant Martin la Landa – [Aude]

Plaza del Ayuntamiento (1917) – (Geneanet. Guy Lamarque)

Fue la patria del Perfecto Raimon Bernaudi. En esa época había una docena de maisons cátaras.

En otoño de 1211, durante el primer encuentro real entre Raymond VI y los cruzados, Raymond VI fue derrotado a campo abierto por Bouchard de Marly y las tropas de Montfort.

Saint-Michel-de-Lanès – Sant Miquèl – [Aude]

Iglesia de Saint-Michel (Aut.: Romainbehar)

Su cementerio alberga siete estelas “cátaras”. En aquella época, la iglesia fue compartida por Católicos y Cátaros, que vivieron en plena harmonía hasta que llegó la cruzada.

Uno de los señores de la plaza fue el caballero Bernard de Saint-Michel. Desde 1205, recibió en su casa a dos Perfectos cátaros. En su castillo también fue bienvenido Bertrand Marty, futuro obispo cátaro.

El pueblo fue destruido por los cruzados en la primavera de 1212.

Saint-Paul-Cap-de-Joux – Sant Pau del Cabdal Jòus – [Tarn]

Recibió la visita de saint Bernard en 1145, durante su periplo predicador contra el catarismo. Saint Bernard encontró maisons y cementerios cátaros.

De 1217 (Gaucelin) a 1229 (Guilhabert de Castres) fue sede de los obispos cátaros de Toulouse.

Saint-Paul-de-Fenouillet – Sant Pau de Fenolhet – [Pyrénées-Orientales]

En el Roussillon. Fue ocupado por el ejército francés en 1250. El vizconde Pierre de Fenouillet murió « consolado » en la commanderie templaria de Mas-Deu, en Perpignan.

Durante mucho tiempo el Roussillon sirvió de refugio a los Cátaros huidos de Occitania.

Ver castillo de Fenouillet.

Saint-Thibéry – Sant Tibèri – [Hérault]

Puente medieval (Aut.: Christian Ferrer)

Conserva el puente sobre el río Hérault que los cruzados atravesaron en 1209, cuando se dirigían a atacar Béziers.

Saissac – [Aude] – Fortaleza de la Montagne Noire

Saissac (Aut.: Jcb-caz-11)

Hacia 1195 albergó una importante comunidad cátara. El señor de Saissac, Bertrand de Saissac, tutor de Raymond-Roger Trencavel, protegió a los cátaros, usando la violencia cuando era necesario (más información en abadía de Alet).

Este cátaro culto recibió también en su castillo a trovadores (Peire Vidal o Raimon de Miraval).

Saissac se unió a la revuelta de los Trencavel de 1240.

Ver también castillo de Saissac.

Sarlat-la-Canéda – Sarlat – [Dordogne] – Saint Bernard y el milagro de los panes

Sarlat, en Dordogne.

En el s. XIII el río Dordogne marcaba la frontera norte del país cátaro. Muchos cátaros habitaban entonces la región. Saint Bernard pasó por Sarlat en agosto 1147 en su intento de evangelizar el Midi francés. La peste reinaba por todas partes. Bernard de Clairvaux bendijo panes y los ofreció a los enfermos, muchos de los cuales sanaron.

La Lanterne des Morts es una torre en Sarlat que conmemora el paso de saint Bernard.

Sarlat es uno de los pueblos occitanos que más me han impresionado. Pasear por sus calles es como sumergirse en la Edad Media. Está clasificado como unos de los pueblos más bonitos de Francia.

De la época cátara sólo quedan en Sarlat

        • El campanario románico de la catedral Saint-Sacerdos
        • La capilla de los Pénitents-Bleus
        • Y la extraña Lanterne des Morts, construida en el s. XIII.

Saverdun – Savardun – [Ariège]

Escudo de Saverdun (Aut.: BastienM)

Ocupado sin resistencia por los cruzados dos veces, en el otoño de 1209 y en 1212.

En la iglesia de Saverdun fueron excomulgados en 1213, antes de la batalla de Muret, los condes de Toulouse y de Foix.

En 1231, la señora del castillo era una Perfecta, la señora Cantor.

En Saverdun nació Jacques Fournier, uno de los inquisidores más crueles.

Servian – Cervian – [Hérault]

Servian (Aut.: logopop)

En esta villa residió en 1206 el obispo cátaro del Carcassès, Bernard de Simione. También en ella Santo Domingo y Pierre de Castelnau tuvieron duras discusiones con los Cátaros.

Los cruzados ocuparon Servian en 1209, justo antes de Béziers.

En los restos de sus murallas puede verse todavía la brecha que abrieron durante el asedio de 1209.

Séverac-le-Château – Severac del Castèl – [Aveyron]

Séverac-le-Château (Aut.: Yves Bro)

Fortaleza cátara situada entre el Rouergue y el Gévaudan. Su señor es Déodat III, emparentado con la corona de Aragón. El obispo de Rodez, Pierre de la Traille, quiere acabar con este ferviente cátaro.

En otoño de 1214, los cruzados ponen el ojo sobre Séverac mientras se dirigen a Rodez. Guy de Montfort, hermano de Simon, ataca la villa. Los habitantes de los barrios situados fuera de las murallas abandonan sus casas y se refugian en la fortaleza.

En noviembre llega Montfort. Durante dos semanas los bombardeos con catapultas no cesan. El 21 de noviembre, con temperaturas bajísimas, Déodat y sus hombres se rinden por falta de víveres.

Déodat III consigue conservar una parte de sus dominios y la fortaleza. Sus ruinas pueden visitarse hoy en día.

Tarascon-sur-Ariège – Tarascon d’Arièja – [Ariège] – Capital del Sabhartés

Torre Saint-Michel (s. XIV) (Aut.: PierreG 09)

El castillo de Tarascon siempre simpatizó con la causa cátara.

La villa de Tarascon fue desde 1204 una diócesis de la Iglesia cátara, con maisons  y Perfectos, entre los cuales podemos citar al futuro obispo cátaro del Razès, Raymond Agulher.

Del castillo de Tarascon es interesante visitar la sala Gadal por sus vestigios cátaros.

Tonneins – Tonens – [Lot-et-Garonne]

Puente sobre la Garonne (Aut.: Mossot)

La mayoría de cruzados que iniciaron la primara cruzada descendieron el valle del Rhône. Sin embargo, otro ejército de cruzados, dirigidos por el arzobispo de Bordeaux y el conde de Clermont y Auvergne, entró en tierras occitanas a través del Quercy.

A finales de la primavera de 1209, llegaron a Tonneins y masacraron a sus 500 habitantes. Hoy no queda en el pueblo ni un solo edificio de aquella época.

Mientras todo esto sucedía en Tonneins, Gontaut era también destruido por los cruzados.

Toulouse – Tolosa – [Haute-Garonne] – Capital de Occitània

Toulouse – Plaza del Capitolio

A principios del s. XIII, contaba con 20.000 habitantes. Era, junto con Roma y Venecia, la ciudad más grande de Europa occidental.

Ciudad libre donde, Cristianos, Judíos y Musulmanes vivían en armonía. Era administrada por sus propios cónsules (capitouls), bajo la benevolente supervisión de los condes de Toulouse. Además, era una villa comercial, centro de una sociedad feudal a favor del Paratge (honor y tolerancia), donde floreció la cultura y el arte de los trovadores.

Si bien es cierto que en 1022 una hoguera quemó a varios herejes, el concilio de Toulouse de 1056 demostró que la población era tolerante. Toulouse fue sede de un obispado cátaro.

Durante el invierno de 1209, mientras el Languedoc era masacrado por los franceses, Raymond VI se negó a entregar a los Cátaros de Toulouse.

Un año y medio más tarde, el 16 de junio de 1211 Montfort se enfrentó a Raymond VI, Raymond-Roger de Foix y 500 caballeros en el puente de Montaudran, sobre el Hers, a las afueras de Toulouse. Resultado: 200 muertos por cada bando y los defensores occitanos atrincherados detrás de las murallas de la ciudad, que entonces contaba con 50 torres de defensa.

Una primera salida de la ciudad realizada por el conde de Foix causó unos 100 muertos por bando. El 27 de junio, Hugues d’Alfaro destruyó el campo base de los cruzados, que dos días más tarde levantaron el asedio y se fueron.

Al año siguiente, Montfort se dedicó en cuerpo y alma a conquistar todas las plazas alrededor de Toulouse, que quedó rodeada y aislada a finales de 1212.

Entonces Raymond VI pidió ayuda a Pere II de Aragón, que entró en la ciudad en enero de 1213. Pero el ejército de Pere II y los ejércitos occitanos que se unieron a él fueron derrotados en la terrible batalla de Muret, en septiembre de 1213. La muerte de Pere II conllevó la sumisión de Toulouse a Montfort.

Sin embargo, Montfort esperó hasta el concilio de Latran, en 1215, para entrar en la ciudad y tomar posesión de su nuevo título de “conde de Toulouse”.

En septiembre de 1216, la revuelta iniciada por Raymond le Jeune (futuro Raymond VII) en Provenza fue el detonante para que la población de Toulouse se sublevara. Montfort ordenó a sus tropas que saquearan la ciudad, pero los combates fueron tan duros que tuvo que encerrarse en el Château Narbonnais (ubicado donde hoy en día está el palacio de justicia).

La ciudad fue incendiada. Montfort amenazó entonces con matar a 400 rehenes si los sublevados no entregaban sus armas. Foulques de Marseille, obispo de Toulouse, prometió “perdonar” a todos los tolosanos que así lo hiciesen.

Finalmente, casi todos los habitantes de Toulouse entregaron sus armas. Como muchas veces antes, Montfort no cumplió con su palabra y arrestó a los líderes de la sublevación, deportó a una parte de la población, arrasó muchas casas y saqueó lo que quedaba.

Un año más tarde, mientras Montfort guerreaba en Provence, el 13 de septiembre de 1217, Raymond VI entró triunfante en Toulouse. Franceses y “colaboradores” fueron linchados por la población. Los franceses supervivientes se refugiaron en el Château Narbonnais, que pronto fue asediado por los tolosanos.

El 8 de octubre (el 15 según otras fuentes), Montfort acampó delante de Toulouse y se preparó para el gran asedio de la ciudad. Los cruzados no tardaron en lanzar un gran asalto, pero fueron rechazados con grandes pérdidas. En el barrio de Saint Cyprien es donde fueron más castigados, hasta el punto que Montfort cayó al río Garona y estuvo a punto de ahogarse.

En previsión de un largo asedio, Montfort construyó una nueva “ciudad”: “Toulouse Nouvelle”.

En noviembre y diciembre de 1217, los tolosanos bombardearon el Château Narbonnais para destruir sus torres y desalojar a sus ocupantes. Combates sangrientos se sucedieron en el Champ Montaulieu. Los prisioneros fueron mutilados, torturados, ejecutados. El invierno llegó y obligó a ambos bandos a parar.

Los combates se reanudaron alrededor de Semana Santa del 1218, cuando una salida masiva de tolosanos causó numerosas bajas entre los cruzados.

En mayo hubo batallas feroces por el control de los puentes sobre el Garona. Después de la batalla del 2 de junio, el hijo de Raymond VI, Raymond le Jeune (futuro Raymond VII), 21 años, entró en Toulouse para ayudar a su padre. Venía “crecido” por su victoria en Beaucaire.

Montfort tenía prisa por acabar por lo que decidió emprender la “batalla decisiva”, que comenzó el 24 de junio. La enorme chatte (torre móvil de hierro y madera) de los cruzados, construida para “saltar” el foso, fue alcanzada por los proyectiles tolosanos.

El 25 de junio sangrientos combates volvieron a sucederse en el Champ Montaulieu, donde la ventaja iba cambiando de bando de forma continua. El resultado de la batalla parece bastante incierto. Montfort suplicó entonces “Jesucristo, si hoy no salgo victorioso, debo morir en el campo de batalla”, y a continuación se adentró en la melé.

Cuando estaba socorriendo a su hermano Guy, herido, una piedra le cayó sobre la cabeza provocando su muerte instantánea. La tradición dice que la piedra fue catapultada por mujeres.

La muerte de Montfort paralizó por completo al ejército cruzado, que a continuación se retiró y refugió en Carcassonne.

El 25 de julio, Amaury de Montfort quemó “Toulouse Nouvelle” y se retiró. Simon de Montfort fue enterrado en la catedral de Carcassonne.

Entre el 17 de junio y el 1 de agosto de 1219, Toulouse fue de nuevo asediada, sin éxito, por el príncipe Louis (futuro Louis VIII).

En 1228, durante la segunda cruzada, Humbert de Beaujeu y sus hombres arrasaron la región. El tratado de Meaux finiquitó la guerra. Pero todavía hay más. Ahora le tocaba el turno a la Inquisición.

El 5 de agosto de 1234 el obispo de Toulouse Raymond de Fauga se hizo pasar por Perfecto cuando, sentado en su regazo, “consolaba” a una vieja moribunda. La mujer se declaró cátara. Inmediatamente, la Inquisición la transportó en su cama hasta una hoguera donde murió.

En 1310, Pierre Authié, uno de los último Perfectos, fue quemado ante la fachada occidental de la catedral.

Entre 1308 y 1321, 24 Perfectos murieron en la hoguera.

Ussat-les-Bains – Ussat – [Ariège] – Las cuevas cátaras

Ussat-les-Bains – Entrada a la gruta de Lombrives (Aut.: Traumrune)

Ussat está situado en el centro de una red de cuevas muy vinculadas al Catarismo, sobre todo después de la caída de Montségur.

Entre las cuevas fortificadas (también llamadas caunes o spoulgas) podemos citar Ermite, Grand-Père, Bethléem, Alliat, Verdun, Souloumbrie, Subitan, Arnave, Acacia, Ornolac, Bouan. Esta última es una de las más bonitas de la región, y algunos la consideran como el lugar donde fue escondido el Santo Grial.

Por último, nos queda citar la cueva más famosa, la de Lombrives, que puede visitarse. Es una gruta impresionante, un laberinto, donde tuvo lugar, según la leyenda, una de las últimas tragedias cátaras.

En 1328, alrededor de 500 cátaros se refugiaron en la cueva. Descubiertos, la cueva fue cerrada con un muro. Muchos años después, cuando Henri IV, descendiente de los condes de Foix, hizo derribar el muro, se descubrió un osario en el interior de la cueva. Sin embargo, ciertos historiadores consideran que dicho osario es prehistórico o de la época romana.

En Ussat puede visitarse el museo cátaro d’Antonin Gadal.

En uno de los muros del antiguo cementerio de Ussat se descubrió una piedra con un pez grabado. Este testimonio cátaro se conserva en el museo de Foix y forma parte de los escasos símbolos grabados de Occitania.

Varilhes – Varilhas – [Ariège]

Quedan restos de su castillo que Simon de Montfort ocupó, y donde su hermano Guy fue muerto por una flecha en enero de 1228.

Verdun-sur-Garonne – Verdun de Garona – [Tarn-et-Garonne]

Campesinos insurgentes (Pastoureaux) asediando Verdun. Un bebé es lanzado desde lo alto de la torre. Miniatura pintada entre 1380 y 1400.

En 1212, después de ocupar Moissac y Castelsarrasin, Montfort envió a su hermano Guy a ocupar Verdun, que se rindió sin combatir.

En 1250, la revolución de los Pastoureaux masacró a nobles, curas, ricos y judíos. Los Pastoureaux asesinaron 500 judíos que se refugiaron en la torre del castillo de Verdun. Una masacre similar se repitió en 1320.

Verdun ha sabido conservar su carácter de plaza fortificada: murallas, barrio medieval, etc.

Verfeil – Verfuèlh – [Haute-Garonne] – “Que Dios te deje sin agua”

Castillo (Aut.: Didier Descouens)

En 1145 saint Bernard llegó a Verfeil, considerado entonces por la Iglesia como un “nido de herejes” y seguidores de Henri de Lausanne.

La gente lo ignoró y lo abucheó. Entonces saint Bernard lanzó su maldición sobre la ciudad: “Verfeil, que Dios te deje sin agua”, profecía que la cruzada se encargó de hacer realidad.

En 1207 santo Domingo debatió en Verfeil con muchos Perfectos cátaros sobre la naturaleza de Cristo.

Villemur-sur-Tarn – Vilamur de Tarn – [Haute-Garonne]

Torre de defensa (s. XIII) (Aut.: Didier Descouens)

Diócesis cátara donde vivieron más de 100 Perfectos. En 1209, al ver que la cruzada contra el Quercy se acercaba, los habitantes de Villemur quemaron el pueblo y se refugiaron en Lavaur.

El Perfecto Bernard de Lamothe, “hijo mayor” del obispo cátaro de Toulouse, vivió en Villemur entre 1223 y 1226.

Viviers – Vivièrs – [Ardèche]

Viviers (Aut.: Calips)

Durante el verano de 1217, Montfort decidió atravesar el Rhône en Viviers, antigua ciudad episcopal  en continua rivalidad con el conde de Toulouse.

En secreto, el obispo de Viviers suministró barcas a los cruzados. Pero cuando Montfort y sus hombres se encontraban en medio del río, apareció una flota de Avignon, que sin embargo no pudo impedir que los franceses alcanzasen la otra orilla.

Allí se toparon con tropas occitanas que habían sido enviadas por Adhémar de Poitiers. Montfort pudo también con ellos.

Viviers ha sabido conservar su carácter medieval.

El camino cátaro

Estre trekking va des del castillo de Aguilar, carca del Mediterráneo, hasta Foix, capital de l’Ariège. Aquí está la descripción.


Gracias por compartir este artículo

Fundador de Occitania Tours, Guía de Montaña, diplomado en informática y MBA. ¿Sabías que en Occitania, Francia, se esconden magníficos lugares cargados de historia, difíciles de descubrir para la mayoría de los amantes de la montaña y la bicicleta? Miguel crea viajes para que puedas conocerlos.

No hay comentarios

Escribe un comentario